Nadal pide a los grupos propuestas para definir a consumidores vulnerables

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, ha pedido hoy a los grupos parlamentarios que le envíen sus propuestas para elaborar una definición conjunta de qué es un consumidor vulnerable en el ámbito de la energía eléctrica, informó hoy el ministerio en un comunicado.

Los consumidores vulnerables podrán acogerse al futuro bono social, que establecerá una serie de descuentos en función de la renta, y en los casos más extremos no se les podrá cortar el suministro de electricidad.

En la reunión de hoy, Nadal ha expuesto a los representantes de los grupos parlamentarios la disposición del Gobierno a dialogar con todos los partidos y las comunidades autónomas para conciliar posturas.

Según Energía, existe un consenso de todos los partidos en usar el criterio de renta para determinar qué ciudadanos son vulnerables.

El papel de las comunidades autónomas es clave porque los consumidores más vulnerables son atendidos por los servicios sociales de las autonomías y ayuntamientos.

Nadal ha recordado que la pobreza energética se ha llevado a la Conferencia de Presidentes que se ha celebrado hoy en el Senado.

El marco de actuación del bono social quedó establecido en el real decreto-ley que aprobó el Gobierno el pasado 23 de diciembre.

Ahora se trabaja en el desarrollo de la normativa necesaria para establecer los términos y las condiciones de aplicación de las medidas de protección al consumidor.

Tras la reunión del Consejo de Ministros que aprobó el real decreto-ley, Nadal explicó que los consumidores eléctricos vulnerables tendrán "intensidades de ayudas diferentes" en función de su renta y avanzó que no se les podrá cortar la luz en los casos más graves.

Según Nadal, el desarrollo normativo del real decreto-ley, que fija el nuevo modelo de financiación del bono social, definirá de forma más clara al consumidor vulnerable y mejorará su protección.

El objetivo es elaborar un reglamento -dialogado con todas las fuerzas políticas- para establecer distintos tipos de consumidores y que las ayudas varíen en función del poder adquisitivo y la renta.

Ahora, todos los consumidores considerados vulnerables acogidos al actual bono social tienen un descuento del 25 % en el recibo de la luz.

Nadal avanzó la posibilidad de fijar al menos cuatro tipos de consumidores: el ordinario, dos categorías de consumidores vulnerables con distintos niveles de descuentos en la tarifa y otro más grave, atendido por los servicios sociales, al que no se le podrá cortar la luz.

En este último caso, -explicó Nadal- el coste de los impagos sería cofinanciado por las eléctricas a través del bono social.

Hasta ahora, ese coste solo lo cubren las comunidades autónomas y los ayuntamientos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.