Merkel ve costoso el arreglo físico de diésel afectados por la manipulación

La canciller alemana, Angela Merkel, calificó hoy de costosa la solución técnica para los vehículos diésel afectados por el escándalo de la manipulación de emisiones que consiste en sustituir componentes físicos en los motores.

En una rueda de prensa al término de un consejo de ministros especial de dos días, Merkel aseguró que la actualización del "hardware" es "intensiva en coste", dando a entender sus reticencias con respecto a esta solución, compartidas con la industria automovilística.

Es preciso buscar una solución razonable que contemple "ventajas y costes", agregó la jefa del Gobierno alemán sin entrar en más detalles.

Asimismo indicó que la actualización del "software", la solución más económica a la que ya obligó el Gobierno alemán a los fabricantes de vehículos como primer paso hacia una solución tras el escándalo, debe concluirse para finales de este año.

La canciller aseguró que mantiene "claras expectativas" con respecto a la industria automovilística por este escándalo, ya que cometieron "graves errores" por los que no deben pagar ni los propietarios de los vehículos afectados ni los contribuyentes en general.

El sector automovilístico alemán la rechaza de plano la actualización del "hardware" de los diésel afectados por su coste, pero las asociaciones ecologistas afirman que el cambio en el "software" no es suficiente para reducir las emisiones hasta los máximos legales.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.