MásMóvil debuta en el continuo de la bolsa con un avance del 1,56 %

MásMóvil, la primera compañía que pasa del Mercado Alternativo Bursátil (MAB) al mercado continúo de la bolsa, ha subido hoy un 1,56 % y ha cerrado a 62 euros por acción, lo que eleva a 1.236,9 millones su capitalización bursátil desde los 1.200 millones con que se estrenaba.

El consejero delegado, Meinrad Spenger, ha dicho tras el tradicional "toque de campana", con el que la compañía culmina un proceso previsto desde hace ya más de un año, que la voluntad de MásMóvil es ser parte del sector de las telecomunicaciones "durante muchos años".

La compañía se ha estrenado en el primer cambio con un ligero descenso del 0,08 % que situaba sus títulos en 61 euros por acción, desde los 61,05 que marcó al cierre de la sesión anterior, pero pasadas las 13.00 horas se revalorizaban un 2,2 %, aunque cerca de las 14.00 horas se habían desinflado hasta un avance del 1,41 por ciento para acabar cerrando con un repunte del 1,56 por ciento.

El salto al continuo, pospuesto en varias ocasiones, se produce once años después de la creación "desde cero" de la compañía, cinco después de empezar a cotizar en el MAB y al año siguiente de la compra de Yoigo, por 612 millones de euros, y Pepephone, por 158 millones, adquisiciones con las que se ha consolidado como el cuarto operador del sector en España.

"MásMóvil nació hace once años como una 'startup' (empresa emergente). Supimos crecer en años de crisis con pocos recursos. Ésa es una parte de nuestro ADN, saber crecer de forma eficiente, lo que nos ayuda ahora que hemos ganado tamaño", ha añadido Spenger.

La compañía aspira, ha dicho, a ser líder en crecimiento en los próximos meses y años y "una alternativa a lo tradicional".

Tras recordar que el sector ha perdido 5.000 millones de euros en ingresos en cinco años, ha considerado que es interesante invertir en él por su contribución a la recuperación económica, porque los operadores tienen un firme compromiso de inversión y porque España es líder en redes de última generación.

"Eso va a ser un valor diferencial para España en el futuro. MásMóvil va a participar en esto. Es un proyecto con capacidades de inversión", ha agregado Spenger, que ha destacado que su compañía pone el foco en el ámbito rural y ciudades pequeñas y medianas "para complementar la fibra óptica del resto de operadores".

"Esto aporta mucho al país", ha añadido, al tiempo que se ha comprometido a seguir trabajando para incrementar los ingresos.

MásMóvil comenzó a cotizar en el MAB para pymes en marzo de 2012, y en esos cinco años ha logrado multiplicar casi por 20 su valor. En lo que va de año, su revalorización fue en ese mercado de alrededor de un 130 %.

Con su capitalización actual, por encima de los 1.200 millones, MásMóvil ha escalado directamente a posiciones intermedias dentro del mercado continuo.

Respecto al IBEX-35, el selectivo español, no llega a estar a la altura de la compañía menos capitalizada, que es Técnicas Reunidas con unos 1.960 millones de euros.

En declaraciones a los periodistas, al ser preguntado si el siguiente objetivo es el IBEX-35, Spenger ha asegurado que no tienen prisa.

"Ahora nos toca hacerlo bien y seguir creciendo y ya veremos. Estaríamos encantados, pero no tenemos prisa", ha dicho.

El operador, que presentó este jueves sus resultados del primer trimestre, perdió 41,8 millones entre enero y marzo, lo que supone multiplicar por ocho las pérdidas agregadas de la compañía y de Yoigo y Pepephone, que forman parte ahora de su perímetro, en igual periodo de 2016 (5,18 millones).

Al cierre del primer trimestre, la deuda financiera neta se situaba en 777 millones.

Según MásMóvil, el endeudamiento podría dañar la capacidad de la sociedad para cumplir los ratios financieros incluidos en los contratos de deuda, lo que podría dar lugar a su vencimiento anticipado y aumentar los costes de los préstamos presentes y futuros.

Por ello, la operadora no descarta la posibilidad de tener que recurrir a ampliaciones de capital o a desinversiones.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.