Los principales beneficios del andador para los bebés por andador.eu

Seguro que es una duda que surge en alguna época de la vida. ¿Realmente merece la pena comprar un andador para el bebé? ¿Va a ser beneficioso para él o ella? Pues aquí muestran las razones por las que un andador es muy beneficioso para los peques de la casa

Seguro que es una duda que surge en alguna época de la vida. ¿Realmente merece la pena comprar un andador para el bebé? ¿Va a ser beneficioso para él o ella? Pues aquí muestran las razones por las que un andador es muy beneficioso para los peques de la casa


En todos ha surgido la duda de si al peque de la casa le va a venir bien un andador, pero es una decisión difícil y que hay que pensar, pues aquí van los principales motivos por los que argumentar que un andador es beneficioso para el bebé de la casa.

Se lo pasarán pipa
Uno de los grandísimos beneficios de los andadores para bebés es precisamente la diversión que este le va a proporcionar a los peques, de normal los andadores tienen juguetes incorporados y varios departamentos para guardar peluches, muñecos, etc. Es seguro que el pequeño de la casa se lo pasará pirata mientras vaya en su flamante andador.

Ejercita los músculos de las piernas
El tener que desplazarse con el andador, aunque sea apoyándose en el andador, va a hacer que el peque fortifique sus piernas, ya que tiene que andar arrastrando el andador, lo cual le comienza a aportar una mayor fuerza en los músculos del tren inferior.

Aporta equilibrio
Quizás sea la ventaja principal y más evidente de los andadores para bebés, ya que este les proporciona el equilibrio suficiente para ir comenzando a arrastrar el andador sin tener tanta facilidad de caerse, al ir apoyados en el mismo, y de esta manera, evitan aparatosas caídas y golpes.

Les otorgan una mayor autonomía
El hecho de poder desplazarse por casa sin tener tanto riesgo de caerse o desequillibrarse también les permite desplazarse mayores distancias con esfuerzos no tan grandes, lo cual será un satisfacción también para ellos, ya que les permiten descubrir su entorno con una mayor agilidad.

Va perdiendo el miedo a la verticalidad
Uno de los principales motivos por los que los peques se tropiezan y se desequilibran en gran medida cuando tratan de dar sus primeros pasos es el miedo a la verticalidad que tienen durante sus primeros meses, es la misma razón por la que les resulta mucho más cómodo el desplazarse a gatas, pues con la ayuda del andador, poco a poco irán perdiéndole ese miedo a la verticalidad, ya que irán dándose cuenta de que son capaces de desplazarse de pie sin sufrir golpes o caídas.

Utilizarlo con moderación
El hecho de estar muchas horas seguidas al día en el andador puede resultar contraproducente para los peques, por el simple motivo de que esto ralentizaría su proceso de aprendizaje y acostumbrarlos tanto al andador que luego les será excesivamente difícil el desprenderse de él, por tanto, el andador es un objeto muy útil y provechoso para los bebés, siempre y cuando se sepa utilizar con moderación, combinándolo con ratos de andar sin él y ajustándolo a las medidas de los peques.

Estos son los principales argumentos para defender la utilización del andador si hay un bebé por casa, la mejor selección de andadores para bebés del mercado está en la siguiente web www.andador.eu

Fuente Comunicae

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.