Los 334 radares fijos de la DGT captaron 1,7 millones de infracciones en 2016

Los 334 radares fijos que la Dirección General de Tráfico (DGT) tiene instalados en España formularon en 2016 un total de 1.712.512 denuncias por sobrepasar los límites de velocidad establecidos en las carreteras españolas (excluidas las del País Vasco y Cataluña).

El dato lo ha dado hoy la organización de defensa de los conductores Automovilistas Europeos Asociados (AEA), que ha calculado que en 2016 cada radar fijo multó a cinco mil conductores.

La mayoría de las infracciones -el 68,5 %- se captaron en autopistas y autovías, el 3,7 % en autopistas de peajes y el 27,8 % en carreteras convencionales, que es donde se producen la mayoría de los accidentes, recuerda la AEA en un comunicado.

Por comunidades autónomas, los radares fijos que más fotos hicieron fueron los de Andalucía, con 459.836 denuncias; Castilla y León, con 230.171 y Castilla-La Mancha, con 196.400.

Por el contrario, los de Canarias (5.193), Asturias (13.805) y La Rioja (14.621) fueron los menos activos, según el informe de AEA.

AEA también ha clasificado los radares por productividad, de tal forma que ha dividido el total de denuncias por el número de radares instalados en cada comunidad.

De acuerdo con esta clasificación, los aparatos "más productivos" estuvieron en Navarra (11.424 denuncias por cada radar); Andalucía (7.185 denuncias) y Castilla-La Mancha (6.137 denuncias).

Los menos productivos fueron los de Asturias (920 denuncias por radar); La Rioja (1.624) y Canarias (1.731).

En su informe, AEA llama también la atención sobre el hecho de que los radares fijos de Tenerife no formularon ninguna denuncia el año pasado.

Otro dato que destaca la asociación es que 7 de los 25 radares más activos de 2015 dejaron de funcionar en 2016.

Este fue del ubicado en el kilómetro 18,2 de la A-6 en Madrid, que en 2015 figuraba como el radar más activo de España con 68.616 denuncias;, o el de la Pedrizas, en Málaga, en el kilómetro 128,7 de la A-45, que en 2015 formuló 58.493.

Para AEA "no se está consiguiendo el objetivo de evitar los excesos de velocidad, ni los accidentes" a la vista del "importante" número de denuncias formuladas por exceso de velocidad y a la ubicación "mayoritaria" de los radares en autopistas y autovías, entre otras.

Por ello, considera que la DGT debería replantearse su política de radares para que no se conviertan en "meros instrumentos de recaudación".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.