Las tarifas del metro de Bilbao subirán un 2,4 % de media en 2017

La compañía pública de ferrocarril suburbano Metro Bilbao ha aprobado hoy su presupuesto para 2017, que será de 75,5 millones de euros, un 1,4 % menos que el de este año, y conlleva una subida media de las tarifas del 2,4 %.

El presupuesto de 2017 aprobado prevé que se alcance un nivel de autofinanciación del 84 %, por lo que los 12,5 millones de euros restantes serán aportados por la Diputación de Bizkaia y el Gobierno Vasco, a partes iguales.

El presupuesto aprobado "permite afrontar con solvencia" el gasto relativo a las principales partidas de mantenimiento y conservación del ferrocarril, como son el del material móvil, la vía y catenaria, las máquinas de validación y expedición de billetes, los ascensores y las escaleras mecánicas, así como los sistemas informáticos, precisa la compañía en un comunicado.

Para ello se destinarán cerca de 20 millones de euros, mientras que otras partidas significativas serán las correspondientes a limpieza (más de 4 millones de euros) y seguridad (otros 5 millones de euros).

Metro Bilbao destaca el esfuerzo de contención del gasto, un año más, que realiza el ferrocarril suburbano en la contratación de servicios profesionales ajenos y asistencias externas, con una reducción del 13 % con respecto al año 2016.

En materia de gasto energético, la compañía espera obtener un ahorro "significativo", fruto de las diferentes actuaciones de eficiencia energética llevadas a cabo, así como de la compra conjunta de energía en alta tensión que realiza junto con ETS, Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), Metro Málaga y Tranvía de Murcia.

Ello hará que el importe que se abonará por la energía en alta tensión descienda un 5,6 % respecto a la del año en curso, totalizando un gasto de algo más de 7 millones de euros.

El consejo de administración de Metro Bilbao prevé, además, que 2017 sea un año marcado por importantes acontecimientos como la reapertura del acceso de San Nicolás en la estación del Casco Viejo dentro del marco de la inauguración de la Línea 3 operada por Euskotren.

También espera que se pueda inaugurar la nueva estación soterrada de Urduliz y el consiguiente restablecimiento del servicio ferroviario entre Sopela y Plentzia, que pondrá fin al transbordo en autobús que tienen que realizar en la actualidad los viajeros con destino a la villa turística.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.