Las estaciones de esquí esperan volver esta temporada a las cifras precrisis

La nieve ha llegado pronto este año a las montañas de España y, con ella, una nueva temporada de esquí, que se estrena este fin de semana en varias estaciones del país, así como en las de Andorra y algunas del Pirineo francés que también son muy visitadas por los españoles.

Aunque cada nueva temporada de nieve viene acompañada de la misma incógnita "de saber si las expectativas depositadas se verán correspondidas con el éxito de público y la fortuna de una meteorología favorable", este año confluyen diversos factores que invitan al sector a ser muy optimista.

A un inesperado temporal de frío y nieve en octubre se suman los buenos resultados de la temporada pasada que apuntan a una recuperación casi total del nivel perdido durante la crisis, según la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y de Montaña (Atudem).

El año pasado, las 35 estaciones integradas en Atudem acogieron a 5,8 millones de esquiadores (un 7,3 % más), la mejor cifra de las últimas ocho temporadas y un nivel cada vez más cercano al récord de 6,6 millones de hace diez años, justo antes del inicio de la crisis.

Tras descensos entre 2008 y 2015, los repuntes que se produjeron en las dos últimas temporadas permiten al sector albergar la esperanza de llegar este año a cerca de seis millones de esquiadores.

El pasado año, las estaciones ingresaron 126,2 millones de euros, un 6,5 % más, recuperando en el conjunto de las dos últimas temporadas un 28 % de facturación perdida durante la crisis.

No obstante, el ingreso medio diario fue hace un año moderadamente más bajo en relación a Europa e incluso a la temporada anterior, al situarse en 21,57 euros, "lo que denota un esfuerzo de las estaciones por atraer visitantes".

Tras invertir más de 27 millones de euros en la mejora de sus instalaciones para la temporada 2018/2019 -una cifra similar a la de la pasada campaña-, los centros invernales asociados a Atudem esperan que sus clientes se sientan atraídos por una oferta cada vez de mayor calidad y más innovadora.

A las estaciones catalanas de Masella y La Molina y la de Sierra Nevada, que adelantaron su apertura, se suman este fin de semana las instalaciones tan importantes como Cerler, en Aragón, o Baqueira Berete y Boí Taüll en el Pirineo catalán, entre otras, ofreciendo unos 240 kilómetros esquiables.

Sierra Nevada pone a disposición de los visitantes más kilómetros esquiables de todas, con casi 60, seguida de Masella, con 32; Boí Taüll y Cerler, ambas con 31, y Baqueira, con 27.

La temporada pasada fue para Sierra Nevada la tercera de mayor afluencia de la década, con más de 1,15 usuarios, de los que 887.021 fueron esquiadores y el resto, usuarios de telecabina o de otras actividades.

Las estaciones aragonesas que forman parte del grupo Aramón -Cerler, Formigal-Panticosa, Javalambre y Valdelinares- esperan alcanzar resultados récords en esta temporada de esquí, gracias a su unión comercial con Candanchú y Astún, y tras invertir 8,1 millones de euros en mejorar la experiencia y calidad del servicio al cliente.

El fruto de este acuerdo -que es un primer paso en su futura unión física- es un nuevo abono conjunto Ski Pirineos que ofrece a los esquiadores acceso a 390 kilómetros de dominio esquiable.

Las estaciones de Aramón recibieron en la última temporada a 1,2 millones de esquiadores e ingresaron 47 millones de euros por remontes.

Fuera de las fronteras españolas, también abren sus puertas este fin de semana los dominios esquiables de Andorra, Vallnord y Grandvalira, que han invertido este año 24,4 millones de euros en mejorar sus instalaciones.

La oferta de esquí se amplía este fin de semana con la apertura de algunas de las 38 estaciones del Pirineo francés englobadas en la "Confédération Pyrénéenne du Tourism", aunque la mayoría se estrenará en el puente de la Constitución.

Las instalaciones galas apuestan este año por incrementar el número de visitantes europeos, que suponen sólo entre un 10 % y un 12 % del total de esquiadores, de los que un 80 % son españoles.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.