Las energías renovables aportaron 8,5 millones al PIB en 2016, un 3,3 % más

Las energías renovables aportaron unos 8,5 millones de euros al Producto Interior Bruto (PIB) en 2016, un 3,3 % más que en 2015, gracias a la reactivación de algunos sectores tecnológicos por la celebración de subastas de nueva capacidad.

Según el noveno estudio "Impacto macroeconómico de las energías renovables en España en 2016", que ha presentado hoy en Madrid la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA), a pesar del avance no se puede hablar de una recuperación del sector.

Con su contribución al PIB, las energías renovables aportaron 1.000 millones en fiscalidad neta y su saldo exportador neto fue de 2.793 millones.

El estudio indica que el crecimiento en la contribución del sector al PIB no se debe a un aumento del aporte de energía, ya que la potencia renovables sólo se ha incrementado en 43 nuevos megavatios (MW) y la venta de energía ha disminuido.

En este sentido, señala que la recuperación que hubo el año pasado obedece a la subasta de nueva capacidad renovable que hubo en 2016, en la que se adjudicó retribución a 500 nuevos MW de eólica y 200 de biomasa, y a las nuevas pujas anunciadas que se han celebrado ya en este año 2017.

A pesar del crecimiento que ha habido en la contribución de las renovables al PIB, el empleo cayó en el sector un 3,6 % en 2016, hasta los 74.566 puestos de trabajo, lo que supuso una destrucción de 2.760 empleos.

El empleo en el sector fue en 2016 casi la mitad del que había en 2008, cuando daba trabajo a 142.940 personas.

Las renovables abarataron el sector eléctrico en 21,5 euros por cada megavatio hora (MWh) de media adquirido, hasta reducir el precio del mercado en 5.370 millones en 2016.

El precio medio del mercado eléctrico se situó en 39,67 euros por MWh, un 54 % inferior al que hubiera alcanzado de no haber habido aportación de energía renovable.

En 2016 finalizó el primer semiperiodo regulatorio (2014-2016) en el que las renovables dejaron de ingresar 930 millones de euros por la reforma eléctrica, de los que APPA prevé recuperar 356 millones por las instalaciones a lo largo de su vida útil, pero el resto no se recuperarán nunca.

El estudio calcula que la cifra de pérdidas podría ampliarse a 664 millones adicionales en el segundo semiperiodo (2017-2019) por la que considera "irreal" estimación del precio de la electricidad a futuro, lo que perjudicaría "gravemente" a este sector.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.