La UE advierte a Pekín de que defenderá su siderurgia de importaciones chinas

La Unión Europea advirtió hoy en China de que defenderá su industria siderúrgica, afectada por una oleada de importaciones de acero chino barato, y recalcó que esta cuestión formará parte de su decisión sobre si Pekín es una economía de mercado.

"Usaremos todos los medios a nuestra disposición para defender nuestra industria del acero", afirmó hoy el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en una conferencia de prensa al final de la 18 Cumbre China-UE.

Ambas partes acordaron hoy crear un grupo de trabajo para estudiar las exportaciones chinas de acero a Europa y evaluar la creación de un mecanismo de seguimiento.

Según cifras oficiales chinas divulgadas por Juncker, las exportaciones chinas de acero al mercado comunitario han subido un 28 % y su precio ha caído un 31 % en el mismo período.

"Estas cifras muestran con claridad que nos enfrentamos a un problema muy serio", añadió el presidente de la CE.

Los europeos han insistido a las autoridades chinas en esta cumbre para que acelere sus reformas económicas, especialmente las medidas para resolver el exceso de capacidad de su industria pesada, debido a las distorsiones que crea en los mercados mundiales.

Juncker explicó hoy que el exceso chino de capacidad de producción de acero es "el doble de toda la producción europea".

En los últimos años, China ha sido objeto de varias medidas o investigaciones por "dumping" -de EEUU y la Unión Europea, entre otros- en sus exportaciones de productos industriales, especialmente en productos siderúrgicos.

El presidente del Ejecutivo de la UE advirtió a China de que hay "una interrelación" entre esta cuestión y el examen que Bruselas debe hacer para finales de año acerca de si el gigante asiático es una economía de mercado (una cuestión relacionada el decimoquinto aniversario de la entrada de China en la Organización Mundial del Comercio, OMC).

Jucker dijo que ambos asuntos podrían separarse, pero que "el sentimiento generalizado" en la UE es que deben "estudiarse juntos".

E insistió también en la importancia de que haya avances en las negociaciones que Pekín y Bruselas mantienen desde hace años para un tratado de inversiones, con el que la UE espera lograr mejoras en el acceso de las empresas europeas a sectores de la economía china que actualmente están cerrados, o limitados, a la inversión extranjera.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.