La Terra Alta espera una "añada excepcional" pese la granizada del sábado

El Consejo Regulador de la DO Terra Alta asegura que a pesar de la fuerte granizada de este fin de semana en Batea y Caseres, la calidad de la uva de la zona no se verá afectada y se espera una "añada excepcional", especialmente para la garnacha blanca.

La fuerte granizada, que tuvo lugar la noche del viernes al sábado después de unos meses de intensa sequía y en plena vendimia, registró entre 27 y 40 litros por metro cuadrado.

El fenómeno meteorológico se ha localizado en los municipios de Batea y Caseres y ha afectado a 910 hectáreas de viñedo y 3 millones de kilos de uva.

De estas hectáreas, un 20 % se ha perdido prácticamente en su totalidad y el resto de la superficie se ha visto afectada parcialmente.

En las próximas 24 y 48 horas se hará una cosecha de urgencia de la uva de las viñas menos afectadas para intentar minimizar los efectos que ha tenido la granizada y evitar que las pérdidas sean totales.

Esta uva, cosechada a tiempo, puede dar lugar a vinos de una calidad notable, asegura la DO.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.