La tarjeta sanitaria, obligatoria desde mañana para medicamentos con receta

La presentación de la tarjeta sanitaria para adquirir medicamentos con receta en las farmacias será obligatoria a partir de mañana, en virtud del concierto suscrito entre el Servicio Extremeño de Salud (SES) y los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Extremadura.

En virtud de dicho concierto, todas las recetas deberán, bien prescribirse en el sistema JARA de receta electrónica o bien incorporarse a dicha plataforma desde las farmacias si han sido prescritas manualmente, según señala el Colegio de Farmacéuticos de Badajoz.

Para ambos casos es necesario contar con la tarjeta sanitaria, que resulta imprescindible para acceder a los tratamientos o efectuar el correspondiente proceso de incorporación a la plataforma de las recetas manuales, proceso que incluye la dispensación y la llevanza de los topes establecidos para el copago.

En septiembre del año pasado, el SES y los colegios oficiales de Extremadura firmaron el nuevo concierto que regula la prestación farmacéutica a través de las oficinas de farmacia y que, por primera vez, establece la digitalización "completa" de las recetas que prescriban los médicos.

Ello permitirá al SES realizar sus comprobaciones antes de pagar a los colegios y reducir las discrepancias entre ambas partes, según dijo el consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles.

Además, el concierto pone de manifiesto el "valor añadido" y "ventajas" que el paciente encuentra en las oficinas de farmacia, que "va más allá de entregar un medicamento".

Evitar duplicidades en la toma de medicamentos, detectar interacciones entre ellos o el seguimiento del paciente polimedicado son algunas de las funciones que desempeñan el farmacéutico y el auxiliar de farmacia y que los convierte en "agentes" dentro de la cadena del medicamento, según Vergeles.

El nuevo concierto, que se suscribió por un período de cuatro años con posibilidad de prórroga por otros cuatro más, se adapta a los cambios normativos de los últimos años y los producidos en el sistema sanitario, como por ejemplo la generalización de la receta electrónica o la incorporación de nuevos medicamentos.

Refleja también la nueva realidad demográfica con el envejecimiento de la población, lo que conlleva a un aumento en el consumo de fármacos, e incorpora la atención farmacéutica en los centros de personas mayores con menos de cien camas, así como la dispensación de la metadona, ha apuntado el consejero.

Se trata de garantizar el servicio "en las mejores condiciones de igualdad, equidad, justicia social, eficiencia y de calidad".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.