La producción mundial de vehículos creció un 5 % en 2016, según la OICA

La producción mundial de vehículos (turismos, vehículos comerciales y autobuses) creció un 5 % en 2016, hasta las 93,9 millones de unidades fabricadas, según ha informado hoy la Organización Mundial de Constructores de Automóviles (OICA, por sus siglas en francés).

España mantiene el octavo puesto como fabricante mundial de vehículos, con un crecimiento del 5,5 % en 2016, hasta los 2.885.907 coches, de acuerdo con datos de la patronal española de fabricantes Anfac.

Las previsiones que maneja la OICA para 2017 se sitúan en torno a un incremento del 2 y el 3 % con respecto a 2016, hasta superar los 96 millones de vehículos producidos.

De ellos, 85 millones de unidades serían turismos, lo que representaría un crecimiento del 3 % respecto a 2016.

El presidente de la patronal mundial de fabricantes, Matthias Wissmann, ha afirmado en rueda de prensa en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra (Suiza) que la industria del automóvil necesita un "sistema mundial de proveedores, por lo que la OICA se posiciona claramente a favor de mercados accesibles".

"Todos los constructores tienen ahora cadenas de valor multinacionales. Cerca del 75 % del valor agregado de un coche es generado por los proveedores y es por eso que tenemos que hacer todo lo que se pueda para asegurar que las fronteras se abran aún más", ha recalcado Wissmann.

Al respecto, ha recordado las más de 2.200 violaciones a los principios de libre comercio denunciadas por la Organización Mundial del Comercio en 2016; y que la OICA trabaja hacia la "armonización" mundial de las normas técnicas.

Y lo hace por una "buena razón: en un mercado automotriz mundial, no tiene mucho sentido que cada región tenga requerimientos especiales de tecnología", ha advertido.

De acuerdo con la OICA, por regiones, la zona NAFTA (Estados Unidos, Canadá y México) fue "duramente" golpeada en 2008 y 2009 durante la crisis económica, pero se ha recuperado rápidamente; mientras que en Sudamérica la crisis de los últimos tres años sigue siendo "palpable".

Al contrario, Europa tuvo una "fase descendente mucho más larga", hasta llegar a 2014, cuando la fabricación comenzó a crecer, una tendencia que se mantiene.

Mientras, la producción en la región asiática ha sido una "historia de éxito continuo" en los últimos doce años, con un fuerte crecimiento y con ventas que se duplicaron en 2016.

En el lado opuesto está la producción africana, que sigue siendo "muy reducida" y está expuesta a "mayores fluctuaciones", ha señalado Wissmann.

En lo referente a los nuevos sistemas de propulsión, Wissmann ha indicado que "todos nuestros miembros están trabajando intensamente en nuevas reducciones en el consumo y, por lo tanto, en las emisiones de CO2".

Los objetivos de emisiones de CO2 para 2021 son de 95 gramos por kilómetro para Europa, de 105 para Japón, de 117 para China y de 119 para Estados Unidos, por lo que el presidente de OICA ha considerado que "los políticos deberían trabajar a nivel mundial para coordinar los valores y crear un terreno de juego equitativo".

"Pese a que en el futuro los vehículos propulsados con energías alternativas serán capaces de hacer una contribución importante a la reducción de CO2, los motores de combustión representarán una proporción considerable en el mercado de vehículos nuevos", ha concluido.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.