La petrolera finlandesa Neste ganó 560 millones en 2015, un 833 % más

La compañía petrolera finlandesa Neste obtuvo un beneficio neto de 560 millones de euros en 2015, un 833 % más que el año anterior, pese al descenso de su facturación por la caída del precio de los carburantes, informó hoy la empresa.

El beneficio bruto de explotación (ebitda) de Neste creció un 120 %, hasta los 1.057 millones de euros, gracias al aumento de los márgenes de beneficio en el refinado del crudo y a unos tipos de cambio favorables entre el dólar y el euro, según la compañía.

Su ganancia operativa alcanzó los 699 millones de euros, un 366 % más que en 2014, aunque su beneficio operativo comparable (sin contabilizar ganancias o pérdidas de inventario y otras partidas extraordinarias) se incrementó en menor medida, un 58 %, hasta 925 millones de euros.

La petrolera finlandesa, especializada en el refinado de crudo y en la comercialización de combustibles, facturó 11.131 millones de euros, un 26 % menos que en 2014.

Este descenso de las ventas se debió principalmente a la caída del precio de los carburantes por el notable abaratamiento del petróleo, lo que tuvo un impacto negativo en sus ingresos de unos 5.000 millones de euros.

Esta caída se vio compensada parcialmente por el fortalecimiento del dólar frente al euro, factor que incrementó la facturación del grupo en cerca de 1.600 millones de euros.

Neste mejoró sensiblemente su rentabilidad en todas sus áreas de negocio, especialmente en su división de combustibles renovables, cuyo ebitda comparable creció un 48 %, hasta 497 millones de euros.

La división de combustibles fósiles, el principal negocio del grupo, aumentó un 37 % su ganancia bruta comparable, hasta 655 millones de euros, gracias al incremento de los márgenes de refinado, que crecieron desde los 9,83 dólares por barril en 2014 hasta los 11,79 dólares el pasado ejercicio.

Por su parte, el negocio de gasolineras y venta de combustibles al por menor mejoró un 22,3 % su ebitda comparable y aportó 115 millones de euros de beneficios, impulsada por el aumento de la demanda de gasolina y diésel.

En los últimos años, Neste ha apostado por la producción de biocombustibles para cimentar su crecimiento mediante inversiones multimillonarias, y actualmente es el mayor productor mundial de diésel renovable, según la propia compañía.

En 2015 produjo 2,3 millones de toneladas de distintos tipos de biodiésel en sus plantas de Porvoo (Finlandia), Rotterdam (Holanda) y Singapur.

Para remarcar esta apuesta por los carburantes renovables, la compañía, anteriormente llamada Neste Oil, decidió el pasado junio suprimir la palabra "oil" (petróleo) de su denominación oficial.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.