La falta de controladores aéreos retrasa 14 % de vuelos matinales de Ryanair

La aerolínea irlandesa Ryanair informó hoy de que la falta de personal en las plantillas de controladores aéreos en Francia y Reino Unido ha provocado retrasos en el 14 % de los vuelos programados esta mañana.

Esto supone, según Ryanair, que en la "primera ola de vuelos" programados hoy en sus aeropuertos europeos, hasta 64 de un total de 435, despegaron con retrasos.

La compañía radicada en Dublín indicó, en un breve comunicado, que seguirá contactando con sus clientes a lo largo de la jornada de hoy y durante los días siguientes para explicar el impacto de estos "retrasos injustificados".

Hace dos semanas la aerolínea líder en Europa del sector de bajo coste ya pidió a la Comisión Europea (CE) y a los gobiernos comunitarios que tomara "medidas urgentes" para evitar el colapso este verano del control del tráfico aéreo en el continente ante la falta de personal y las huelgas.

Asimismo, Ryanair se enfrenta a una rebelión de sus propias plantillas de tripulaciones de cabina, que podrían convocar huelgas durante los días más señalados de este verano.

Después de comprometerse el pasado año, por primera vez en su historia, a reconocer a los sindicatos independientes de pilotos y personal de cabina, Ryanair ha firmado acuerdos al respecto con alguno de ellos en varios países, mientras que las negociaciones están estancadas en otros, como en España, Bélgica, Portugal, Alemania, Holanda o Irlanda.

Según los medios irlandeses, los diferentes colectivos que integran a los tripulantes de cabina prevén anunciar en los próximos días qué tipo de huelgas podrían convocar a finales de julio o principios de agosto, si no llegan antes a pactos concretos con la dirección de Ryanair.

Solo en España, un parón de entre uno o tres días en esas fechas podría afectar a más de 100.000 pasajeros cada día, mientras que una acción coordinada con otros colegas europeos aumentaría considerablemente el impacto en todo el continente.

Un error en la distribución de las vacaciones de sus pilotos y la falta de personal llevó a Ryanair a anunciar el pasado septiembre la cancelación de más de 20.000 vuelos hasta marzo de 2018.

Tres meses después, los pilotos volvieron a plantear una huelga al comienzo de las fiestas navideñas y obligaron a la aerolínea a dar un giro histórico en su política laboral, con un compromiso para reconocer a sus sindicatos independientes.

Ryanair ha indicado que canceló más de mil vuelos durante el pasado mayo, casi todos como consecuencia de las huelgas de los controladores aéreos y la falta de personal, frente a los 43 que suspendió en ese mismo mes del año anterior.

Ambas circunstancias, agregó la aerolínea irlandesa, provocaron retrasos en más de 71.000 vuelos durante el pasado mes, lo que representó el 61 % del total.

La aerolínea ha recordado que la Unión Europea ha fijado como objetivo una media de 0,5 minutos de retraso por vuelo en 2018, si bien las previsiones para este año se acercan a 1,5 minutos por ruta.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.