La constructora Mota-Engil se dispara en bolsa por contratos de 320 millones

La constructora portuguesa Mota-Engil, con gran presencia en Latinoamérica, se disparó hoy un 5,93 % en la Bolsa de Lisboa, tras anunciar que se ha adjudicado dos contratos por valor de 320 millones de euros en Costa de Marfil.

Las acciones de la compañía -que cotiza en el PSI-20, el principal índice de la Bolsa de Lisboa- cerraron la sesión bursátil en 2,679 euros por título, el valor más alto desde el pasado mes de junio.

La constructora, la mayor de Portugal, firmó con el Ministerio de Salud, Medioambiente y Desarrollo Sostenible de Costa de Marfil dos contratos para la limpieza urbana, recogida y transporte de residuos sólidos urbanos en la ciudad de Abiyán, por un período de siete años.

Las dos operaciones movilizarán a cerca de 280 vehículos y unos 2.000 trabajadores, que recogerán más de 8 millones de toneladas de residuos urbanos, según lo previsto.

Mota-Engil inició, en 1998, su actividad en Latinoamérica, donde en la actualidad opera en países como México, Brasil, Colombia, Perú, Chile, República Dominicana y Paraguay.

La compañía ha ido centrando su actividad progresivamente en el extranjero y refirió que, este 2017, su principal mercado sería México, donde desarrolla proyectos de infraestructuras en diferentes áreas, como la construcción de autopistas, hospitales y otros edificios y el proyecto del metro de la ciudad de Guadalajara.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.