La Comisión Europea prepara la hoja de ruta para una UE sin CO2 en 2050

La Comisión Europea (CE) espera cerrar este ejercicio las negociaciones legislativas pendientes sobre la lucha contra el cambio climático en el horizonte de 2030 y presentar antes de finales de año su hoja de ruta para una transición energética hacia un 2050 libre de CO2.

Así lo indicó hoy el comisario europeo de Energía y Acción Climática, Miguel Arias Cañete, en el marco de la Semana de la Energía Sostenible organizada por la Comisión Europea en Bruselas.

El Ejecutivo comunitario se afana por cerrar los diferentes capítulos del llamado "paquete de energía limpia", que recientemente vio aprobada la nueva Directiva sobre el rendimiento energético de los edificios, a los que se atribuye el 40 % del consumo eléctrico de la UE.

Bruselas quiere forjar ahora un consenso entre el Parlamento Europeo y los Estados miembros de la Unión Europea en otros aspectos, como eficiencia energética, renovables y gobernanza.

"Estamos en un momento crucial (...). Tendremos las reuniones finales en las próximas dos semanas para ponernos de acuerdo sobre las nuevas normas", dijo Arias Cañete.

Esos dossieres serán debatidos por los ministros de Energía de la UE el próximo lunes 11 de junio en Luxemburgo, que será la primera cita europea de la nueva ministra española de Energía, Agua, Medio Ambiente y Cambio Climático, Teresa Ribera.

Entre los aspectos que quedan por cerrar se encuentra el autoconsumo eléctrico, que la Comisión Europea quiere impulsar pero teniendo en cuenta que "algunos países han tenido buenas experiencias con el autoconsumo, otros no tanto", dijo la directora de Renovables de la CE, Mechthild Wörsdörfer, matizó en un encuentro con la prensa.

"La idea es que aquellos que hacen autoconsumo pero que están conectados a la red, paguen algún tipo de tarifa", precisó Wörsdörfer, quien señaló que el objetivo sigue siendo fomentar que los usuarios produzcan parte de su propia energía, pero es necesario "mirar los detalles".

El siguiente paso al cierre de esas negociaciones será trasladar la ambición europea del horizonte de 2030 al de 2050.

La Comisión espera tener preparada una estrategia para "octubre o noviembre", tras lanzar una consulta pública y tratar con académicos, organizaciones internacionales y otros agentes medioambientales.

"El propósito de ese documento será proveer a la Unión Europea de una sólida base para un debate amplio y para definir las opciones para la estrategia a largo plazo", dijo el eurocomisario.

Wörsdörfer indicó que el objetivo es acercarse lo más posible a una economía sin carbono, pero evitando un proceso de desindustrialización hacia terceros países y apoyándose en sectores como el transporte, la agricultura, la energía, la industria, la bioeconomía o la captura y almacenamiento geológico de CO2.

"Cero emisiones, cerca de cero, emisiones netas... lo tendrá que decidir la Comisión. La idea es llegar lo más lejos posible", dijo Wörsdörfer, quien reconoció que ni siquiera existe una definición común entre los expertos en medioambiente sobre qué significa "neutro en emisiones" y declaró la CE todavía no ha tomado una posición definitiva.

Bruselas explorará "todas las opciones" a través de "modelos" que reflejen cuáles son los costes, los beneficios y las posibilidades, dijo la directora comunitaria de Renovables, quien se mostró convencida de que, sea cual sea esa estrategia comunitaria, la UE tendrá que "seguir gastando mucho dinero en investigación e innovación".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.