Junta y Diputación Valladolid firman convenio para transporte en medio rural

La Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León y la Diputación de Valladolid han firmado un convenio para continuar con la gestión conjunta de las 50 líneas de transporte público en el medio rural de la provincia vallisoletana, que se realiza entre ambas instituciones desde 2013.

La firma de este acuerdo, que renueva y mejora los anteriores, incluye la incorporación de novedades como el uso de una aplicación móvil que permite tener en la misma plataforma la información del transporte público provincial, autonómico y municipal, así como la coordinación entre ambas instituciones en el servicio del transporte a la demanda, que podrá ser solicitado a través del mismo número de teléfono.

Así lo han presentado hoy el consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, en rueda de prensa ante los medios, donde han explicado que en esta ocasión es necesaria la firma de un nuevo convenio, ya que de acuerdo con la nueva Ley del Sector Público ya no se permite la realización de prorrogas anuales del primero que se acordó en 2013, y a partir de ahora el convenio permite la renovación por un año y cada dos habrá que firmar uno nuevo.

El presupuesto destinado a financiar los acuerdos para el transporte público procede de la subvención anual que concede la Junta de 1,4 millones de euros y de 600.000 euros que aporta la Diputación para el mantenimiento de un servicio que es "deficitario" pero "necesario para satisfacer las necesidades de los vecinos, especialmente para las personas mayores y los jóvenes" que residen en el medio rural, ha indicado Carnero.

Aunque las competencias en transporte dependen de la Junta, la Diputación de Valladolid lleva gestionando durante cinco años el transporte público en la provincia mediante convenios con la administración autonómica, con una estructura de 50 líneas, once de ellas de transporte a la demanda.

"No solo se trata de llegar de los pueblos a la capital, sino de hacer comarca" ha defendido el presidente de la Diputación, quien ha destacado que además este año se ha creado una mesa de trabajo donde están presentes todos los grupos políticos y en la que se tratan todos los temas relativos a la reordenación de rutas.

La estructura resulta "deficitaria" por lo que necesita de las ayudas de las administraciones para la subsistencia de las líneas, en las que se valora su continuidad si al menos cuentan de media con tres viajeros en cada trayecto que realizan los autocares.

El consejero ha recordado que Castilla y León tiene como peculiaridad la de tener "muchos municipios con pocos habitantes" y ha defendido la necesidad de este servicio para "garantizar el principio de igualdad de los ciudadanos con independencia del lugar en el que vivan".

El convenio que se ha presentado hoy está en vigor hasta el próximo 31 de marzo de 2019 y a través de él la Junta permite que la Diputación gestione sus competencias en transporte en la provincia, un labor que se enmarca dentro del Plan Provincial de Transporte de la Diputación que cumple cinco años

El consejero de Fomento además ha adelantado que en diciembre de 2019 caducan los 29 contratos que vertebran el transporte interurbano que datan de los años ochenta, y que tendrán que volver a ser licitados, por lo que ha añadido que "es una oportunidad de oro" para "actualizar el transporte a las necesidades actuales".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.