Junta y AECERIBER impulsan acciones de mejora y conservación en cerdo ibérico

Impulsar la mejora y conservación del cerdo ibérico, "emblema" de la ganadería autóctona, es el objetivo del convenio que han suscrito la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, y la Asociación Española de Criadores de Ganado Porcino Selecto Ibérico Puro y Tronco Ibérico (AECERIBER).

El acuerdo ha sido firmado hoy por el secretario general de la Consejería, Javier Gaspar, y la presidenta y la secretaria técnica de AECERIBER, Lucía Maesso y Elena Diéguez, respectivamente, durante un acto al que también han asistido el director general de Agricultura y Ganadería, Antonio Cabezas.

El cerdo ibérico es el emblema de la ganadería autóctona de Extremadura, ejemplo de sistema de explotación integrada en el territorio y sinónimo de producción agroalimentaria de calidad, según ha destacado el Ejecutivo extremeño en una nota de prensa.

En Extremadura existen 2.334 ganaderías dedicadas a la producción de cerdo ibérico y un total de 181.921 hembras reproductoras, lo que supone "más del 40 % del censo a nivel nacional".

Por este motivo, el objeto del convenio es desarrollar las actuaciones previstas en el Programa de mejora de la raza porcina ibérica y conseguir un progreso significativo en sus objetivos de los que puedan resultar beneficiados todos los criadores del porcino de Extremadura partícipes en el mismo.

Las acciones se llevarán a cabo en el Centro de Selección y Reproducción Animal (CENSYRA) de Badajoz que, entre otras funciones, actuará como centro de testaje, de preparación y conservación de dosis seminales y de centro de referencia en técnicas de reproducción asistida, de acuerdo con las exigencias que en cada momento establezca la legislación vigente y el programa de mejoras.

El CENSYRA está autorizado como centro de recogida de semen de porcino y mediante este convenio, se posibilita la entrada de animales seleccionados por AECERIBER según sus características genéticas, para que actúen como donantes.

La distribución de las dosis seminales que se obtengan favorece, por un lado, el fomento y difusión de la mejora genética, y, por otro lado, la conservación de semen mediante técnicas de congelación en nitrógeno líquido.

Esto último permite su utilización en un futuro y la formación de un banco de germoplasma como reserva genética.

Además, se posibilita la aplicación de técnicas de reproducción asistida, como inseminación artificial, por técnicos del CENSYRA, incluso la participación en actuaciones de formación para ganaderos, o técnicos del sector.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.