Jaime Carnicero muestra su preocupación por la "absoluta parálisis" de la MAS

El vicealcalde de Guadalajara y vocal de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe (MAS), Jaime Carnicero, ha mostrado hoy preocupación por la "absoluta parálisis" en la que, a su juicio, se encuentra sumida la Mancomunidad.

"Como expresidente, vocal y concejal de un Ayuntamiento mancomunado estoy preocupado porque veo a la MAS en la más absoluta de las parálisis y creo que no se le está dedicando todo el tiempo que es necesario y preciso para poder llevar a cabo todas las inversiones u objetivos que hay encima de la mesa", ha asegurado hoy durante un acto público a preguntas de los medios de comunicación.

Carnicero ha dicho estar preocupado por "cómo está funcionando la MAS, puesto que desde el mes de julio estamos parados".

"No se ha avanzado absolutamente nada en la tercera conducción de vital importancia y que se quedó conveniada, firmada y plasmada por escrito con el Ministerio de Medio Ambiente, en concreto con la sociedad Aquaes, con financiación y consignación presupuestaria", ha explicado.

En este sentido, el expresidente de la MAS ha señalado que el actual presidente de la MAS y alcalde de Alcalá de Henares (Madrid), Javier Rodríguez, ha informado a los vocales que "estaban pendientes de una reunión para poder establecer los parámetros para ver cómo se iba a realizar".

"El problema es que ya se deberían haber empezado al menos las expropiaciones y también el poder mover ese convenio", ha agregado.

En relación a esa tercera conducción, Carnicero ha insistido en que "es de vital importancia para todos y cada uno de los municipios de la mancomunidad, población y tejido empresarial, porque todos sabemos que la importancia de tener reservas es evidente, pero aún más evidente es poder tener una vía para poder llevar agua".

Una situación especialmente sensible "sabiendo que en la primera y segunda conducción no se está haciendo absolutamente nada de renovación", ha advertido, y a pesar de que "en los presupuestos existía una cantidad de más de un millón de euros para la renovación de la primera conducción y a día de hoy sólo se han gastado 5.000 euros en meter una máquina para detectar fugas".

"Lo que se necesita es un presidente que se dedique de pleno a la MAS y que invierta las horas necesarias para poder realizar los desarrollos oportunos para que siga funcionando hasta la fecha", ha concluido.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.