Infiniti presenta en Ginebra la actualización de la berlina deportiva Q50

Infiniti ha presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra la actualización de la berlina deportiva premium Q50, que llegará a los concesionarios españoles a finales de año.

El fabricante ha explicado en un comunicado que el vehículo incorpora un diseño "refrescante" y tecnologías "innovadoras" para mejorar la experiencia del conductor al volante.

La nueva berlina conserva sus proporciones y su postura "atlética", aumentando su deportividad con la incorporación del motor de gasolina biturbo V6 de 3.0 litros y 405 CV perteneciente a la familia de propulsores "VR".

En el interior, cuenta con mejoras en el sistema de información y entretenimiento Infiniti InTouch. Además, el Q50 es el primer vehículo de la marca en incorporar la denominada plataforma ProPILOT Assist, que agrupa todos los sistemas de asistencia a la conducción de la marca (se implementará en Europa en sus modelos para 2019) y sobre la que se basarán las futuras tecnologías de Infiniti en esta materia.

El Q50 es el modelo más vendido de la compañía en todo el mundo. Desde su lanzamiento en 2013, ha comercializado cerca de 210.000 unidades en todo el mundo.

En 2016, el fabricante entregó más de 230.000 unidades, un 7 % más que el año anterior.

De esta forma, este modelo representa un tercio del total de las ventas de la marca.

Por otro lado, la firma ha mostrado en la cita ginebrina el denominado Infiniti Project Black S, un proyecto que explora el potencial de la marca para una nueva línea de vehículos de alto rendimiento con tecnología inspirada en la Fórmula Uno.

Project Black S surge de un acuerdo de colaboración entre Infiniti y su socio dentro de la Alianza Renault-Nissan, el equipo de Fórmula Uno Renault Sport.

Insinuando una reinterpretación "radical" del coupé Q60, el Project Black S muestra este modelo con un nuevo diseño y optimización aerodinámica "sugiriendo cómo un sistema de propulsión híbrido, desarrollado en estrecha colaboración con el Equipo de Fórmula Uno de Renault Sport, podría mejorar significativamente el rendimiento y la dinámica de un automóvil de producción de Infiniti".

Después de cinco años como patrocinador en la Fórmula Uno, la marca pasó a convertirse en socio tecnológico en 2016.

Basándose en su experiencia adquirida en el desarrollo de tecnologías híbridas durante este tiempo, la compañía ha apoyado al equipo Renault Sport en el desarrollo de un propulsor híbrido dual con un sistema de recuperación de energía (ERS), contribuyendo con su conocimiento en tecnología híbrida y recursos adicionales de ingeniería.

Con el objetivo de maximizar la potencia y el par, en el Project Black S el fabricante fusiona la tecnología híbrida de alto rendimiento con el motor V6 de 3.0 litros biturbo, el motor V6 más avanzado que Infiniti ha ofrecido.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.