IKEA ganó 2.500 millones netos en el último año fiscal, un 40 % menos

La cadena sueca de muebles y objetos para el hogar IKEA presentó hoy un beneficio neto de 2.500 millones de euros en su último año fiscal (1 septiembre-31 agosto), un 40 % menos interanual.

La caída se explica por la venta a Inter IKEA, la compañía que controla la marca y el concepto de la cadena nórdica, de su red logística, producción y desarrollo de productos, así como por el aumento de los costes para impulsar la expansión y crecimiento de la venta minorista, señaló la firma en su informe anual.

La ganancia bruta fue de 3.000 millones de euros, un 33 % menos que el año fiscal anterior.

La facturación ascendió a 36.300 millones, lo que supone una subida del 1,7 %.

IKEA abrió en ese período trece nuevas tiendas, incluida la primera en Serbia, para sumar un total de 355 establecimientos, con Alemania, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y China -por ese orden- como principales mercados.

La multinacional sueca registró 817 millones de visitantes en sus establecimientos, además de 2.100 millones en su página web.

Ikea, que está controlada por una fundación con sede en Holanda, únicamente facilita algunos datos de su balance, ya que no está obligada al no cotizar en bolsa.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.