Ignacio Silva: "Deoleo tiene por delante un futuro mucho mejor"

La junta de accionistas de Deoleo se ha reunido este viernes en Madrid con un objetivo muy nítido, salvar a la compañía de la liquidación, para lo que ha diseñado una operación de reestructuración muy dura y que supone que los accionistas y los preferentistas pierden toda su inversión. 

deoleo junta accionistas 630

La junta de accionistas de Deoleo se ha reunido este viernes en Madrid con un objetivo muy nítido, salvar a la compañía de la liquidación, para lo que ha aprobado una operación de reestructuración muy dura y que supone que los accionistas y los preferentistas pierden toda su inversión. Las acciones de Deoleo se han disparado en Bolsa y suben el 17,14 %. En concreto, a las 12.45 los títulos de la aceitera -dueña de marcas como Bertolli, Carbonell, Carapelli, Hojiblanca o Koipe- se cambiaban a 0,024 euros al subir un 17,14 %, frente a los 0,021 a los que terminó la sesión de ayer.

El grupo se ha visto obligado a ejecutar una importante reestructuración financiera tras incurrir en patrimonio neto negativo, lo que es causa de disolución. Por ess, somete hoy a votación una "operación acordeón" que, a juicio de Ignacio Silva, presidente y consejero delegado de la entidad, hacen que Deoleo tenga por delante "un futuro mucho mejor". 

La operación implica la reducción del capital a cero para lograr compensar las pérdidas, a la que seguirá una ampliación de capital simultánea por importe de 50 millones de euros para reequilibrar el patrimonio y pagar parte de la deuda. "Gracias al acuerdo, los accionistas que así lo deseen podrán reinvertir en la compañía en unas condiciones mucho mejores a las actuales", ha dicho Silva, en la junta de accionistas.

CVC, socio mayoritario de la compañía, se ha comprometido a asegurar hasta 40 millones de euros, en el caso de no haber suficientes suscripciones por parte de accionistas, inversores y titulares de participaciones preferentes. La llamada "operación acordeón" es por lo tanto un paso necesario para restablecer el equilibrio patrimonial y empezar a avanzar en la reducción de la deuda financiera que actualmente soportamos, ha apostillado Silva. 

Debido a esta operación, la compañía tendrá que liquidar Deoleo Preferentes, sociedad que en su día emitió las Participaciones Preferentes que existen todavía en circulación y cuyos titulares perderán todos los derechos de cobro. No obstante, el grupo permitirá a los preferentistas que han sufrido esta pérdida participar en la ampliación de capital sin necesidad de tener que comprar derechos de suscripción preferente en el mercado. 

El consejero delegado de Deoleo también ha recalcado que la sociedad "prevé emitir warrants a favor de los accionistas minoritarios que tengan reconocido el derecho de suscripción preferente, pero no tengan la condición de inversores profesionales". Se trata de una solución que "les permitirá potencialmente participar de los beneficios que la restructuración aporte a la compañía, manteniendo derechos económicos por un 10% y concediéndose estos sin coste alguno", ha añadido Silva.

Eso sí, ha subrayado el máximo ejecutivo de Deoleo, "los warrants otorgarán a sus tenedores el derecho a participar en una revalorización futura de Deoleo que se ponga de manifiesto, por encima de determinados umbrales, con ocasión de su venta, fusión o de una operación similar". 

El proceso se cierra con una reestructuración organizativa del grupo Deoleo, mediante lo que se conoce en el argot financiero como un "hive down" o filialización de las actividades. Ello supone la creación de una serie de sociedades filiales a las que se transmitirán todos los activos y pasivos de Deoleo S.A y que serán las que asuman el desarrollo de la actividad de la compañía en el futuro.

Estas sociedades de nueva creación estarán participadas en un 51% por Deoleo S.A y, por lo tanto, de forma indirecta por todos los accionistas e inversores que acudan a la ampliación de capital. Las entidades financieras acreedoras asumirán el 49% restante una vez que hayan capitalizado parte de su deuda, tal y como está previsto en el acuerdo de restructuración.

En resumen, Silva ha destacado que "las garantías que este plan ofrece a Deoleo y todos sus grupos de interés son evidentes". La compañía quedará "en una situación estable, en la que podrá enfocarse en reforzar la posición de las marcas, recuperar la confianza de los retailers para que se comprometan con el impulso a nuestras marcas, reforzar la confianza de los agricultores y crecer en nuevas geografías", ha dicho Silva. 

En cuanto a las cifras concretas, Silva ha informado de que el grupo ha obtenido un Ebitda de 19,3 millones de euros en el tercer trimestre, lo que a su juicio, permite pensar en un cierre de año en positivo. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.