Iberdrola invertirá 6.757 millones de dólares en Brasil en el próximo lustro

Neoenergía, la eléctrica brasileña controlada por Iberdrola, invertirá 25.000 millones de reales (unos 6.757 millones de dólares) en sus redes de distribución y en sus generadoras en Brasil entre 2018 y 2022, anunciaron hoy voceros de la empresa.

"Es el volumen mínimo de inversiones que tenemos previsto para los próximos cinco años pero el valor puede ser mayor debido a que no incluye lo que podamos destinar a la adquisición de nuevos activos en Brasil", dijo a Efe el director financiero y de relaciones con los inversores de Neoenergía, Sandro Kolhem Marcondes.

"Cualquier eventual inversión en adquisiciones de activos o en concesiones eléctricas que podamos adjudicarnos en Brasil elevará significativamente ese montante", agregó el ejecutivo tras una presentación de los resultados de la empresa ante analistas bursátiles.

De las inversiones previstas para los próximos cinco años, la mayor parte, unos 19.000 millones de reales (unos 5.135,1 millones de dólares), está destinada al sector de distribución, que es el principal negocio de Neoenergía en Brasil.

La eléctrica, que controlada Iberdrola (52,45 %) y tiene como socios al fondo de pensiones Previ (38,21 %) y al estatal Banco do Brasil (9,34 %), opera las empresas que distribuyen energía en los estados de Bahía (Coelba), Pernambuco (Celpe) y Río Grande do Norte (Cosern) y una de las distribuidoras que actúa en el interior del estado de Sao Paulo (Elektro).

Estos activos convierten a Neoenergía en la segunda mayor distribuidora de Brasil, con 13,7 millones de clientes y la responsabilidad de abastecer áreas con 34 millones de habitantes, tan sólo superada por la italiana Enel, que tiene 17,2 millones de clientes.

Además de las inversiones en mejorías y el mantenimiento de sus redes y en los proyectos de reducción de pérdidas y de universalización del servicio, los recursos para el sector de distribución hasta 2022 estarán destinados al tendido de seis nuevas líneas de transmisión que Neoenergía se adjudicó en una subasta de concesiones en 2017.

De los 6.000 millones de reales (unos 1.621,6 millones de dólares) que Neoenergía invertirá en los próximos cinco años en el sector de generación, la mayor parte se dirigirá a la conclusión de la construcción de la hidroeléctrica de Baixo Iguazú y a la implantación de 15 nuevos parques de energía eólica.

Las inversiones en generación en los últimos veinte años le permitieron a la empresa elevar su capacidad instalada de generación desde 23 megavatios (MW) en 1997 hasta 4.541 MW en 2018.

De los 1.561 millones de reales (unos 421,9 millones de dólares) invertidos en el primer semestre de este año, el 85 % fue destinado a las redes de distribución y el 12 % a los proyectos de energías renovables.

La empresa informó la víspera que su beneficio neto en el primer semestre sumó 700,2 millones de reales (unos 185,2 millones de dólares), con un crecimiento del 130,4 % frente a los seis primeros meses del año pasado.

Por su parte, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) en el semestre fue de 2.158 millones de reales (unos 570,8 millones de dólares), un 43,35 % mas que en el mismo período de 2017.

Kolhem Marcondes atribuyó el fuerte aumento del lucro y del Ebitda principalmente a los efectos de la incorporación de Elektro en agosto de 2017 y a elevación de las tarifas de dos de sus distribuidoras autorizadas por el Gobierno en abril pasado.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.