Gorigolzarri coloca su credibilidad en manos de Guindos

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, echó el resto el martes cuando, tras ser preguntado de forma reiterada desde la bancada periodística, reafirmó el compromiso del banco con la generación de 2.500 millones en capital en el conjunto de su plan estratégico, que concluye en 2020.

goirigolzarri resultados bankia enero2020_630
goirigolzarri resultados bankia enero2020_630

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, echó el resto el martes cuando, tras ser preguntado de forma reiterada desde la bancada periodística, reafirmó el compromiso del banco con la generación de 2.500 millones en capital en el conjunto de su plan estratégico, que concluye en 2020, informa Economía Digital.

Con apenas doce meses por delante, solo el 60,2% del compromiso conseguido, y el euríbor negativo corriendo en contra de las cuenta de resultados, existen dudas en el mercado sobre la capacidad del banco para cumplir con ese compromiso. Bankia ya tuvo que reconocer el año pasado que el brusco giro en el escenario de tipos de interés le impediría alcanzar los 1.300 millones de beneficio previstos para este año.

La promesa de los dividendos sigue viva, pero requerirá de ayuda externa. Durante la presentación a analistas, Leopoldo Alvear, director financiero del grupo, reconoció que para alcanzar el objetivo de 2.500 millones en generación de capital, Bankia tendría que crear capital alrededor de 100 puntos básicos.

Aunque la cifra de beneficios sí podría mejorar en 2020 tras caer un 23% el año pasado, el ritmo de generación de capital anual del español es más bajo. Entre enero y diciembre de 2019 el incremento fue de 63 puntos básicos (descontando el dividendo ordinario); lo que le dejaría casi a 40 puntos del objetivo; si el ritmo de creación de capital se repite.

El completar o no esa cifra quedaría en manos del Banco Central Europeo (BCE), que lideran Christine Lagarde y Luis de Guindos. Bankia está pendiente de que el supervisor valide sus modelos internos de ajuste de riesgo en las hipotecas, lo que podría traducirse en un salto muy significativo en su capital. Y su compromiso -que en varias ocasiones fue reiterado públicamente el martes- es repartir el exceso de capital por encima del 12% en el ratio que mide el capital de máxima calidad, que se denomina CET 1 Fully Loaded. El visto bueno podría producirse en la primera mitad de este año.

Lea el resto de la noticia en Economía Digital

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.