Gobierno griego presentará ley de TV que sustituya a la anulada por justicia

El ministro de Estado, Nikos Papás, confirmó que el lunes presentará una nueva legislación en el Parlamento que sustituirá a su ley de subasta de licencias televisivas que el Consejo de Estado (Tribunal Supremo Administrativo) declaró hoy inconstitucional con el voto de 14 jueces contra 11.

"Es una sentencia que crea una sensación de injusticia en buena parte del pueblo porque cancela una decisión que ponía fin a un estado de ilegalidad de 27 años", dijo Papás en declaraciones a la televisión pública ERT, "el lunes presentaremos una ley con las condiciones de licencias provisionales hasta que el Consejo Nacional de Radiotelevisión (CNRT) acuerde unas licencias definitivas".

"Los que quieren emitir gratis no lo conseguirán", reiteró Papás, "nadie conseguirá emitir sin respetar las condiciones muy estrictas de la ley", al tiempo que lamentó que "con la decisión del tribunal supremo volvemos a una situación que él mismo ha considerado inconstitucional".

Tras conocerse la decisión del alto tribunal toda la oposición pidió la dimisión de Papás, excepto el principal partido de la oposición, el conservador Nueva Democracia (ND), que demandó elecciones anticipadas.

El pasado mes de septiembre, el Gobierno terminó con el régimen por el cual las televisiones privadas solo operaban con una licencia provisional de emisión, y en una subasta a puerta cerrada que duró más de 70 horas concedió cuatro permisos.

De los seis canales privados que existen hasta el momento -Skai, ANT1, Mega, Star, Epsilon y Alpha-, solamente los dos primeros obtuvieron licencias, mientras que las otras dos se adjudicaron a empresarios que no están por ahora activos en el mundo de la televisión.

"Las decisiones de la Justicia son obligatorias", declaró tras conocerse el veredicto la portavoz del Gobierno, Olga Yerovasili en una declaración televisada, "aunque eso no significa que no reciban crítica".

Yerovasili confirmó asimismo que el Ejecutivo deberá devolver el dinero que ya ha sido abonado por los adjudicatarios, 85 millones de euros de los 255 que se aseguró el Estado en la subasta, los cuales Tsipras aseguró servirían para cubrir necesidades sociales.

"La decisión (del tribunal) deja a 15.000 niños sin plaza en guarderías e impide contratar 4.000 sanitarios", lamentó Yerovasili, que recordó que "el dinero deberá ser devuelto a cuatro personas muy ricas".

Las cadenas presentaron el recurso contra la ley de Papás ante el Consejo de Estado argumentando que las licencias las debería haber adjudicado un organismo independiente y no el Gobierno, y que conceder solo cuatro permisos era una decisión arbitraria.

El Gobierno argumentó por su parte que había decidido que solo podían adjudicarse cuatro licencias porque, ante la actual crisis y la consiguiente caída de los ingresos publicitarios, el mercado audiovisual griego no puede garantizar la supervivencia económica de más canales.

Por otro lado, justificó haber asumido la organización de las subastas razonando que, debido al bloqueo en el Parlamento por parte de la oposición conservadora, todavía no se ha podido elegir el CNRT, que hubiera sido el organismo competente.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.