General Electric plantea un ajuste de plantilla de 6.500 empleados en Europa

El grupo General Electric ha elaborado un plan de reestructuración, tras el cierre de la compra de los negocios de transporte de energía de Alstom que incluye un ajuste de plantilla que podría afectar a unos 6.500 empleados en Europa -unos 500 de ellos en España- en dos años.

Fuentes de la compañía han confirmado a Efe que General Electric presentó ayer el plan de reestructuración al comité europeo de representantes de los trabajadores (IRS), con el que ahora se abrirá un periodo de consultas.

El planteamiento inicial de General Electric afectaría a unos 6.500 trabajadores en toda Europa -de los 51.000 con los que cuenta en el continente- a lo largo de los próximos dos años, aunque la cifra podría variar tras las negociaciones con los sindicatos.

Una vez que concluya la negociación a nivel europeo comenzarán las consultas en los diferentes países.

En el caso español, la compañía ha planteado un impacto inicial de unos 500 trabajadores, al mismo tiempo que ha apuntado que trabajará con ellos para identificar alternativas, entre las que podrían figurar traslados a otros centros.

El pasado mes de noviembre, General Electric cerró la compra de los negocios de transporte de energía a Alstom por unos 12.500 millones de euros.

El plan presentado ahora pretende poner en valor estos negocios y hacerlos competitivos, con el objetivo de que recuperen la viabilidad.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.