Gas Natural cumple objetivos al ganar un 2,7% más en 2015 y ultima nuevo plan

Gas Natural Fenosa cerró 2015 con un beneficio neto de 1.502 millones de euros, un 2,7 % más que en 2014, y alcanzó el objetivo de su plan estratégico 2013-2015 apoyada en Latinoamérica mientras ultima su nueva hoja de ruta para los próximos tres años en un complicado contexto de precios energéticos.

En un entorno económico y energético complejo, marcado por el bajo precio del petróleo y la devaluación de las divisas, el crecimiento se ha sustentado en la solidez de los negocios regulados y en la expansión de las operaciones en Latinoamérica, ha explicado hoy la multinacional energética.

Así, el ebitda (beneficio bruto de explotación) creció un 8,6 % hasta los 5.264 millones, mientras que el importe neto de la cifra de negocios sumó 26.015 millones, un 5,3 % más, debido principalmente a la incorporación al perímetro de consolidación de la chilena Compañía General de Electricidad (CGE) en año completo.

La aportación de CGE, además, ha permitido elevar el peso de las actividades internacionales en el ebitda del grupo hasta el 48 %, frente al 44,7 % de 2014.

El endeudamiento de Gas Natural Fenosa se situó a cierre de 2015 en el 45,8 %, con una deuda financiera neta de 15.648 millones de euros. En 2015, invirtió 2.082 millones de euros.

Junto a los resultados, la compañía también ha anunciado hoy que propondrá a la junta de accionistas destinar 933 millones de euros a la distribución de dividendos con cargo a los resultados de 2015, lo que representa un 2,7 % más que el año anterior, y en línea con lo previsto en su plan.

Y ha señalado que ultima su nueva hoja de ruta para los próximos tres años que espera presentar en el segundo trimestre del año en un entorno marcado por los bajos precios del crudo y el gas, sobre los que ha evitado hacer predicciones aunque ha señalado que "no parece razonable esperar más bajadas".

De momento, el consejero delegado de Gas Natural, solo ha concretado que las inversiones para este año rondarán los 2.000 millones de euros, en línea con las de 2015, y que el ejercicio estará centrado en el crecimiento orgánico aunque "atentos" a si surgen buenas oportunidades de negocio.

Sobre el destino de las inversiones, ha reconocido que los mercados más tradicionales, como España, presentan ya "cierta atonía" y que el foco estará más en el exterior.

En la rueda de prensa, ya en detalles sobre España, Villaseca ha abogado por que haya estabilidad política "cuanto antes" y ha reconocido que las grandes reformas del sector eléctrico ya están abordadas.

No obstante, ha apuntado a algunas "necesidades" como una nueva política de subvenciones públicas si se quiere un nuevo refuerzo de las renovables o ordenar el mercado eléctrico mayorista, a la vez que ha cuestionado los resultados de las última subasta eólica y de biomasa.

"No entiendo lo que pasó (...) Si se va al concurso con un 100 % de descuento ¿por qué se va? (...) Si uno no quiere recibir dinero público, que haga el proyecto", ha criticado.

Villaseca ha expresado también su apoyo al mercado mayorista de gas, sobre el que han recurrido algunos aspectos, pero ha apuntado que va a ser algo secundario mientras los que venden sigan apostando por los contratos bilaterales.

"Nos parece muy bien pero va a ser algo secundario", ha querido destacar.

Sobre la situación de Repsol, propietaria de un 30 % de Gas Natural, ha subrayado hoy que la posibilidad de fusionarse, como apuntan algunos analistas, "no está ni siquiera en el radar".

Los títulos de la empresa han cerrado hoy la sesión en 16,82 euros, con una caída del 5,51 %.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.