García Tejerina defiende consenso y alianzas en UE para lograr una PAC fuerte

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha defendido hoy los acuerdos entre Gobierno, autonomías y sector agrícola, y la búsqueda de alianzas con otros estados miembro de la UE para lograr una Política Agraria Común (PAC) post 2020 fuerte, que no recoja la "cofinanciación".

Así lo ha indicado la ministra en respuesta a una interpelación urgente en el pleno del Congreso del diputado de Podemos-En Comú Podem-En Marea (GP-EC-EM) Antonio Gómez-Reino sobre el proceso de reforma de la Política Agraria Común (PAC), que está abierto en el marco de la Unión Europea, y la posición del Gobierno.

García Tejerina ha recordado que, de cara las propuestas financieras de la Unión Europea (UE) -marcadas por el "brexit" y de los reglamentos de la futura PAC, serán claves las alianzas con otros países y, en este sentido, ha citado las reuniones mantenidas en los últimos meses con Francia, Portugal, Holanda, Irlanda y Polonia, o las próximas que celebrará con Italia o Hungría.

España "parte con cierta ventaja porque, gracias al trabajo de los últimos años, el país goza hoy de una mejor posición y enorme prestigio" ante las instituciones comunitarias y con los principales socios de la UE, ha afirmado.

La ministra aboga por que la PAC del futuro siga contribuyendo a una agricultura cada vez más respetuosa con el medio ambiente, que mantenga el tejido rural y garantice el mercado único "fundamental".

A su juicio, en el futuro "toca pactar" el nuevo modelo de la PAC y "lo hacemos con las CCAA y el sector que vive de esto", tras asegurar que el modelo de Podemos-En Comú Podem-En Marea se basa en una agricultura "del siglo XIX", aislada de los mercados exteriores.

Ha reclamado una PAC post 2020 que mantenga un presupuesto importante, que dé estabilidad a las rentas de los productores, no tenga "cofinanciación" ni "renacionalización", las ayudas directas sigan teniendo un relevante papel y haya mecanismos de mercado.

Gómez-Reino ha afirmado en su intervención que la PAC actual carece de legitimidad entre el sector y ante la sociedad, y ha pedido que las posiciones defendidas por el Gobierno durante el proceso de negociación de la futura PAC y el voto final de España en el Consejo de la UE sean sometidos a aprobación del Parlamento.

La actual PAC "es un buen negocio para un puñado de grandes empresas y algunos terratenientes que viven de las ayudas públicas", a costa de la agricultura y del modelo mayoritario de pequeñas y medianas explotaciones familiares, ha planteado.

El diputado ha reclamado que la futura PAC apoye a agricultores reales y sus cooperativas, garantice precios justos, contribuya a luchar contra la desertificación y contra los incendios, y fortaleza el desarrollo social y la economía sostenible de proximidad.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.