Gamesa gana 170 millones en 2015, un 85 % más, por mayores ventas

El fabricante de aerogeneradores Gamesa ganó 170 millones de euros en 2015, un 85 % más que el año anterior, animado por el buen comportamiento de las ventas, un estricto control de los costes y la optimización de los gastos, que han permitido incrementar la rentabilidad.

Según ha informado hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía facturó 3.504 millones de euros, un 23,1 % más que el año anterior, impulsada especialmente por la actividad de venta de aerogeneradores y en un entorno de fortaleza de la demanda.

La división de aerogeneradores mejoró en un 26 % sus ventas -hasta 3.033 millones- tras incrementar la actividad en un 21 %, hasta los 3.180 megavatios equivalentes (MWe).

Estas ventas se concentraron especialmente en la India (un 29 % del total) y Latinoamérica (un 27 %), seguidas de Europa y el resto del mundo (18 %), China (13 %) y los Estados Unidos (11 %).

El repunte de la actividad ha permitido a Gamesa situarse como cuarto operador eólico terrestre del mundo, con una cuota de mercado del 5 %, un porcentaje que espera incrementar en los próximos años.

Mientras tanto, la facturación de los servicios de operación y mantenimiento subió un 8 %, hasta los 471 millones.

El beneficio recurrente -que no tiene en cuenta el impacto por la puesta en marcha y consolidación de Adwen, una sociedad dedicada a la eólica marina y creada junto a Areva- se situó en 175 millones, con una mejoría del 73,2 % con respecto a 2014.

La creación de Adwen tuvo un impacto negativo en el resultado neto de 5 millones, ya que la sociedad -que se encuentra centrada en la mejora operativa, la ejecución y puesta en marcha del parque Wikinger y el desarrollo del aerogenerador de 8 MW- perdió 26 millones en 2015, según ha explicado el director general ejecutivo de Gamesa, Xabier Etxeberria.

El cierre del año, el libro de pedidos se situaba en 3.197 megavatios (MW), un 28 % por encima de un año antes, lo que garantiza la cobertura del 71 % de la actividad prevista para este año.

Gamesa ha subrayado que estos resultados superan los compromisos establecidos por la compañía para el año 2015 y permiten "mejorar y adelantar" los de 2016, un ejercicio en el que espera sobrepasar los 3.800 MWe. El presidente del grupo, Ignacio Martín, ha señalado en ese sentido que los objetivos de 2017 se cumplirán en 2016.

En cuanto a las perspectivas, Etxeberria ha considerado que el mercado mundial tenderá a normalizarse en los años 2016-2017 tras el pico registrado en los mercados chino, estadounidense y alemán. Una vez excluidos estos países, el repunte sería del 12 %.

A largo plazo, la compañía espera un crecimiento estable del mercado mundial impulsado por los acuerdos de COP21, que llevará la instalación media anual de 46 gigavatios (GW) en el periodo 2010-2015 a los 66 GW en el 2021-2024.

Al cierre de 2015, Gamesa sumaba una posición de caja neta de 301 millones.

Con respecto a las "conversaciones" que la empresa mantiene respecto a una eventual operación corporativa con el grupo industrial alemán Siemens, Martín ha descartado dar ningún detalle ni contestar ninguna pregunta.

Sin embargo, ha recordado que el grupo "siempre está monitorizando el sector" en busca de vías que aporten valor para los accionistas, incluidos los "temas de consolidación".

Por otra parte, el consejo de administración de la compañía ha acordado proponer a la junta general de accionistas el reparto de un dividendo bruto en efectivo de 0,1524 euros, una cifra que casi duplica los 0,08 euros repartidos con cargo a 2014 y que fueron la primera remuneración al accionista desde 2012.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.