G.Vasco defiende no modificar el reparto de las cuotas internas de atún rojo

El Gobierno Vasco ha calificado de "positivos" los aumentos acordados en las cuotas de pesca del bonito del norte y del atún rojo, pero considera que con las previsiones hechas en este último no se dan las circunstancias para modificar el reparto interno entre la flota nacional.

Una delegación del Gobierno Vasco, encabezada por Leandro Azkue, director de Pesca y Acuicultura del Ejecutivo autonómico, ha asistido a la reunión de la Comisión para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) celebrada del 14 al 22 de este mes en Marrakech (Marruecos), en la que se ha decidido aumentar un 20 % la cuota de pesca del atún blanco (bonito de norte) para los próximos tres años.

En el caso del atún rojo (cimarrón) el acuerdo establece un incremento del 18 % en 2018, del 10,4 % en 2019 y del 10,6 % para 2020 .

En una nota de prensa hecha pública hoy, el Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras ha considerado "positivos" estos incrementos pero ha matizado que en el caso del atún rojo hay que ser "cautelosos", ya que el aumento previsto no se puede dar por hecho para 2019 y 2020, "dado que será revisable y puede variar en función de las nuevas claves de reparto que se decidan en la reunión del año que viene".

En el atún rojo la cuota fijada para el año 2018 asciende a 28.200 toneladas. De ellas, España dispondrá de 5.000 y la flota vasca pasará a poder pescar 905.208 kilos, lo que supone una subida cercana al 18 % respecto a los 768.253 kilos de 2017.

La cuota ICCAT para 2019 ha quedado en 32.240 toneladas y de 36.000 toneladas en 2020.

El Gobierno Vasco ha opinado que con el nivel de cuota fijado para 2018 y 2019 "no se dan las condiciones necesarias" para variar las claves de reparto internas a nivel estatal, para la introducción de nuevas flotas en la pesquería o el aumento de cuotas para flotas de otras comunidades, ya que no se llega al mínimo de 6.000-5.000 toneladas que el Ejecutivo central se había puesto como objetivo para acometer una redistribución interna.

Respecto al bonito del norte, el Gobierno Vasco ha destacado que es la primera vez que el ICCAT adopta reglas de control de capturas como mecanismo de gestión de la pesquería e indica que en esta decisión ha tenido un "peso considerable" la comunidad científica liderada por el centro de investigación vasco AZTI.

La aplicación de dichas medidas de ordenación de la pesquería sobre el bonito del norte, que, el Gobierno Vasco recuerda "se halla en buen estado biológico", ha permitido fijar una cuota para los próximos 3 años (2018, 2019 y 2020) de 33.600 toneladas anuales, lo que supone un incremento del 20 %.

Esto se traduce en que la UE tendrá una cuota de 25.861 toneladas (este año disponía de 21.551) y España dispondrá inicialmente de 16.034 toneladas para cada uno de los tres años.

El Gobierno Vasco y el sector pesquero han valorado este incremento, ya que entra en los límites de conservación de la especie y evitará los agotamientos de cuota que obligaron a suspender la pesquería las dos campañas anteriores.

Sin embargo, el Ejecutivo de Iñigo Urkullu lamenta que esta cuota se tenga que ver "sensiblemente reducida", ya que España deberá hacer frente en 2018 y 2019 al pago de 756 toneladas, por ceder en 2016 de manera "incomprensible" cuota de bonito del norte a Francia.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.