Ford utiliza robots que ayudan a sus trabajadores a instalar amortiguadores

La automovilística estadounidense Ford ha utilizado robots en la planta de montaje de Colonia (Alemania) para ayudar a sus trabajadores a instalar amortiguadores en unidades del modelo Fiesta, una acción que se enmarca en las investigaciones de la compañía en materia de industria 4.0.

Los nuevos robots, de un metro de alto, están equipados con sensores de alta tecnología y se detienen inmediatamente si detectan un brazo o un dedo en su trayectoria, lo que garantiza la seguridad del trabajador, según ha explicado el fabricante en un comunicado.

Estos robots trabajan mano a mano con los operarios en dos estaciones de trabajo.

De esta forma, los trabajadores, en vez de manejar el pesado amortiguador y la herramienta de instalación, ahora pueden utilizar el robot para levantar y colocar automáticamente el amortiguador en el arco de la rueda antes de pulsar un botón para completar la instalación.

El programa robótico, desarrollado durante dos años, se ha ejecutado en estrecha colaboración con el fabricante alemán de robots KUKA Roboter.

Además, Ford está estudiando ampliar la utilización de robots que puedan ser programados para realizar tareas como dar la mano o preparar un café.

El director de operaciones de vehículos de Ford Europa, Karl Anton, ha señalado que los robots están ayudando a hacer que ciertos trabajos resulten más fáciles, seguros y rápidos, "complementándose con los trabajadores en tareas que abren la posibilidad a nuevos diseños para modelos de Ford".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.