Ford estrena una nueva tecnología de iluminación que evita el deslumbramiento

Ford ha anunciado el estreno en el mercado europeo de una nueva tecnología de iluminación que elimina la posibilidad de deslumbrar a otros conductores y mejora la visibilidad en carretera.

Esta tecnología desarrollada por Ford permite a los conductores aprovechar todo el potencial de sus luces largas sin deslumbrar a los ocupantes de otros vehículos. Conducir con este sistema de luces largas permite detectar los posibles riesgos de la carretera con mayor antelación.

El sistema de luces largas que no deslumbran utiliza una cámara instalada en el parabrisas para detectar los faros delanteros o traseros de otros vehículos y bicicletas a una distancia de hasta 800 metros por la noche, y utiliza faros especialmente desarrollados para eliminar la luz que podría cegar temporalmente a otros conductores o ciclistas.

Además, diversos estudios han demostrado que los faros delanteros con luces largas automáticas se activan hasta diez veces más que cuando los conductores tienen que encenderlas ellos mismos.

"Si le preguntas a cualquiera cuáles son los hábitos que más le molestan de los demás conductores, antes o después saldrá a colación la gente que olvida apagar las luces largas", asegura Michael Koherr, ingeniero de Investigación de Sistemas de Iluminación de Ford Europa.

La tecnología ha sido desarrollada por un equipo global de ingenieros y proveedores de Ford, con pruebas que incluyeron una zona de simulación construida específicamente para la ocasión y pruebas nocturnas en todo el mundo.

Las luces largas que no deslumbran funcionan en conjunto con el sistema de Luces Largas Automáticas y los faros dinámicos LED de Ford con Sistema de Iluminación Frontal Adaptativa, que permite ajustar el ángulo y la intensidad de las luces largas a una de las siete posiciones disponibles según la velocidad, la luz ambiental, el ángulo de viraje, la distancia con el vehículo delantero y la activación del limpiaparabrisas.

Las tecnologías de iluminación automática de Ford se activan de manera automática cuando se detectan condiciones de baja iluminación.

"Nos dimos cuenta de que algunos conductores les preocupa tanto deslumbrar a otros usuarios que no utilizan las luces largas nunca", asegura Koherr.

"La tecnología de luces largas que no deslumbran de Ford puede evitar el estrés a los conductores, además de realizar una transmisión suave entre configuraciones de iluminación y ayudar a que los ojos del conductor se ajusten de manera más rápida a las cambiantes cantidades de luz".

Otras tecnologías semiautónomas de Ford pueden interpretar señales de tráfico y ajustar la velocidad para ayudar a los conductores a mantenerse dentro de los límites de velocidad y detectar a peatones que crucen la carretera o se encuentren cerca de ella y activar de manera automática los frenos si se detecta una colisión potencial.

Ford también está desarrollando una tecnología de iluminación avanzada que mejora la visibilidad en las rotondas, señales de stop y ceda el paso y dirige la atención a peatones, ciclistas e incluso animales de gran tamaño que cruzan la trayectoria del vehículo o están cerca de la carretera.

El sistema de luces largas que no deslumbran de Ford ya está disponible en los nuevos Ford SMAX, Galaxy y también estará disponible en el Ford Edge, el SUV de gran tamaño que Ford incorporará en breve plazo al mercado europeo. EFe

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.