Extremadura es la comunidad con menor competitividad turística, según estudio

Extremadura ha sido la comunidad con menor competitividad turística en España en la legislatura autonómica 2011-2015 al ocupar la posición número 17, según el ránking elaborado por Exceltur, que indica, no obstante, que la región ha logrado mejorar el puesto logrado en algunos indicadores.

Según este estudio, de los siete indicadores turísticos analizados, Extremadura sube su posición en cuatro, se mantiene en dos y desciende en uno.

En concreto, Extremadura sube en visión de marketing estratégico y apoyo comercial, donde ocupa la posición número 13; en ordenación y condicionantes competitivos del espacio turístico (8); en diversificación y categorización de productos turísticos (10); y en resultados económicos y sociales (13).

Por el contrario, baja en atracción de talento, formación y eficiencia de los recursos humanos (16), mientras que se mantiene en accesibilidad y conectividad por medios de transporte (17), aunque ocupa el último lugar, y en turismo como prioridad política y su gobernanza (13).

Cataluña ha sido la comunidad con mayor competitividad turística en España en la legislatura autonómica 2011-2015, según el ránking elaborado por Exceltur, en el que ha relevado a la de Madrid del primer puesto, al que ha escalado desde la tercera posición.

Con información disponible hasta mayo de 2015, la Alianza para la Excelencia Turística, Exceltur, ha hecho pública hoy la tercera edición del Monitur, informe que evalúa la competitividad turística de las 17 comunidades autónomas.

El estudio advierte de una preocupante pérdida de prioridad e impulso de las políticas turísticas autonómicas, que se han limitado más que nunca al mero márketing turístico.

Pese a ello, los datos turísticos mejoraran, lo que se debe al favorable contexto geopolítico externo -inestabilidad geopolítica derivada de las primaveras árabes y atentados en Egipto, Túnez y Turquía, junto a un euro y un precio del petróleo inusualmente bajos- y la recuperación de la demanda interna en los dos últimos años.

En lo positivo, el informe concluye que los procesos de congestión y desvalorización de los destinos por exceso de construcción se han frenado en los últimos años (aunque surgen problemas de superación de la capacidad de carga ante el impulso del alquiler de apartamentos turísticos) y que las empresas dieron continuidad a su esfuerzo inversor en la creación de un mayor y mejor producto turístico.

En el grupo de las CCAA con un alto nivel de desarrollo y nivel de renta, Cataluña asciende a la primera posición, tras una legislatura donde se mantuvo la inversión privada en productos turísticos, gracias en gran medida al tirón que sigue ejerciendo de la ciudad de Barcelona.

Del Monitur 2014 se desprende, además, que buena parte de su ventaja se produjo por la citada pérdida de prioridad política en el resto de CCAA.

Cataluña se distancia, así, de la Comunidad de Madrid, que sufrió los efectos de la desestructuración de sus diversos instrumentos de política turística, y del País Vasco, que queda relegado del segundo al tercer puesto, tras relajar igualmente su apuesta por el turismo y sufrir los efectos de no avanzar al mismo ritmo que el resto de regiones en indicadores clave como la conectividad.

En el grupo de las comunidades especializadas en el turismo de sol y playa de litoral, Canarias y, sobre todo, Baleares se consolidan a la cabeza, impulsadas por el fuerte aumento de la afluencia turística desviada tras las Primaveras Árabes y el incremento de la inversión privada en regeneración de producto.

En el ránking general, ambos archipiélagos escalan una posición, al pasar Canarias al cuarto puesto desde el quinto, al que sube Baleares.

También la Comunidad Valenciana mejora ligeramente su posición, ascendiendo desde el séptimo al sexto puesto de la lista, mientras Andalucía sufre los efectos de una acusada politización del turismo en esa legislatura, y la inestabilidad de los pactos de gobierno después, que afectaron a su capacidad de mantener un posicionamiento estratégico claro.

Andalucía desciende desde el cuarto lugar, que ostentaba en 2010, al séptimo en esta última edición del Monitur.

Un tercer grupo de comunidades del norte y del interior -Navarra, La Rioja, Galicia, Castilla y León, Cantabria, Aragón y Extremadura- han mejorado la posición anterior en algunos indicadores, al mantener "una moderada apuesta por el desarrollo de productos turísticos", aunque han sufrido algún cambio de posición en el ránking global.

Por último, Castilla-La Mancha fue "el claro exponente" de los efectos del profundo ajuste presupuestario con una práctica desaparición del equipo de turismo autonómico, que había liderado la creación de producto y su prometedor posicionamiento que reflejaron sus resultados de 2010.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.