Endesa detectó cerca de 68.000 casos de fraude eléctrico en 2017

Endesa detectó en 2017 cerca de 68.000 fraudes eléctricos y recuperó 761 millones de kilovatios hora (KWh) defraudados, cifra que equivale al consumo eléctrico de Palma de Mallorca durante seis meses, ha informado hoy la compañía en un comunicado.

Una de cada cinco inspecciones realizadas por Endesa el año pasado concluyó con la detección de fraude y, en un 40 % de los casos, se trató de enganches ilegales a la red por parte de usuarios sin contrato, mientras que el resto correspondió a otro tipo de fraudes, como dobles acometidas o manipulación de los equipos de medida.

Las pérdidas de energía contabilizadas por Endesa en los últimos tres años se han reducido en casi un 7 %, ha informado la compañía, que ha señalado que el grueso del fraude eléctrico en España no lo cometen consumidores en situación de vulnerabilidad energética, sino grandes consumidores, como empresas industriales y de servicios, y negocios y particulares con consumos elevados.

Endesa recibió el año pasado 50.649 notificaciones, por teléfono y correo electrónico, de ciudadanos sobre posibles anomalías y presuntos fraudes, avisos que derivaron en cerca de 17.000 inspecciones y permitieron detectar más de 6.000 fraudes.

El fraude eléctrico es un grave problema para la seguridad y la salud de las personas, y en los últimos años se han registrado casos de incendios en instalaciones y viviendas como consecuencia de manipulaciones.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.