El plan de emergencia para fusionar a Deutsche Bank tumba a la banca

Los bancos europeos sufren un fuerte castigo después de publicarse hoy que Deutsche Bank podría fusionarse con Commerzbank para mediados de año, en una operación auspiciada por el gobierno de Ángela Merkel, informa Bloomberg. Se trataría de reducir costes y aprovechar las economías de escala en caso de que Deutsche Bank no consiga remontar el vuelo antes de marzo. El problema es que esto sería como una especie de plan a la desesperada para intentar encauzar la situación del gigante financiero germano, en caso de que todo falle.

bank--644x362

Los bancos europeos sufren un fuerte castigo después de publicarse hoy que Deutsche Bank podría fusionarse con Commerzbank para mediados de año, en una operación auspiciada por el gobierno de Ángela Merkel, informa Bloomberg. Se trataría de reducir costes y aprovechar las economías de escala en caso de que Deutsche Bank no consiga remontar el vuelo antes de marzo. El problema es que esto sería como una especie de plan a la desesperada para intentar encauzar la situación del gigante financiero germano, en caso de que todo falle.

Cuando Deutsche Bank se está preparando para desvelar las cifras de un complicado cuarto trimestre, sus principales ejecutivos tienen sobre la mesa este plan de fusión, que podría ser la única opción si no se ve una mejora clara de los resultados durante los tres primeros meses de 2019. Aunque Deustche Bank sigue centrado en su plan de recortes de costes y optimizacion, lo cierto es que las conversaciones entre sus directivos y el gobierno germano se han intesificado en los últimos meses. El mercado desconfía de la verdadera situación del banco, y el conocimiento de este plan de fusión con Commerzbank, no ha hecho más que disparar los nervios de los inversores.

No es la primera vez que estos rumores salen al mercado. A finales del verano pasado, el presidente de Deutsche Bank, Christian Sewing, dijo que "Alemania necesita un banco global", algo que también consideran las autoridades alemanas de supervisión financiera (BaFin). Desde hace semanas, ya habían circulado rumores de fusión entre Deutsche Bank y Commerzbank, que es el segundo banco privado de Alemania y está parcialmente nacionalizado, aunque también se ha especulado en algunos momentos sobre la fusión de Commerzbank con algún banco francés o el Santander.

Aunque los principales accionistas de Deutsche Bank siguen apoyando al presidente, lo cierto es que las fuentes consultadas por Bloomberg aseguran que están descontentos con las pérdidas que viene sufriendo, las cuales se han reflejado en la cotización. De este modo, los títulos de la entidad alemana perdieron el año pasado más de la mitad de su valor, antes de recuperarse ligeramente desde principios de año. 

El problema es que el Gobierno alemán considera que será muy complicado dar la vuelta a la situación del banco antes de que la desaceleración económica comienza a hacer mella en la primera economía del Viejo Continente. No en vano, el ministro de Finanzas alemán, Olaf Scholz, lanzó hace unas semanas un serio aviso, tras indicar que "se habían acabado los años de vacas gordas". 

En la sesión de hoy, tanto Deutsche Bank como Commerzbank cotizan con caídas que superan el 3%, y contagian a todas las entidades europeas, cuyo sectorial retrocede alrededor del 1,5%. Entre las entidades más perjudicadas están también las italianas, como Intesa, Mediobanca o Banca UBI, que pierden más del 2%. En España, Santander se deja más del 2% y es farolillo rojo del Ibex, seguido por Bankinter, que baja el 1,8% y por Sabadell, que se deja el 1,5%. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.