El patinete eléctrico abre un debate social tras el primer atropello mortal

La necesidad de regular el fenómeno de los vehículos de movilidad personal (VMP) y de abordar la responsabilidad civil de sus usuarios han sido hoy planteadas por administraciones y entidades tras conocerse la muerte de una anciana por atropello de un patinete eléctrico en Esplugues de Llobregat.

El pasado mes de agosto falleció una mujer de 92 años después de haber sido atropellada por dos jóvenes que circulaban con un patinete eléctrico a 30 km/h por una vía peatonal de este municipio barcelonés, un accidente que ayer trascendió a la opinión pública y que ha reabierto el debate sobre el uso de estos vehículos.

Un día después de trascender la que sería la primera muerte acreditada en España por atropello de patinete eléctrico, fuentes de la Dirección General de Tráfico (DGT) han informado a Efe de que trabajan en un real decreto para impedir que estos artefactos circulen por la acera y para establecer una velocidad máxima para ellos de 25 kilómetros por hora.

Se tratará de una normativa de ámbito estatal, que posteriormente podrán ampliar los ayuntamientos, y la idea de Tráfico es que los usuarios de estos patinetes no necesiten un permiso de conducción, al ser catalogados como vehículo de movilidad personal con propulsión eléctrica, pero sí que deban someterse a controles de alcoholemia y drogas, como los conductores.

El Ayuntamiento de Barcelona, pionero en la regulación de la circulación de VMP, ha pedido hoy que, de forma urgente, la DGT establezca una norma estatal sobre estos vehículos antes de fin de año.

"Barcelona ya tiene una normativa que prohíbe la circulación de vehículos de movilidad personal por la calzada, a más de 25 km/Hora, a menores de 16 años o sin casco, pero hace falta un paraguas estatal", ha dicho la concejala de Movilidad, Mercedes Vidal.

Por su parte, la alcaldesa de Esplugues de Llobregat, Pilar Díaz, ha afirmado hoy que el consistorio está abordando cómo regular el uso de los patinetes eléctricos y que el patinete que arrolló a la mujer circulaba con dos personas encima, por una vía ancha y a una velocidad no muy elevada.

Barcelona se adelantó a la irrupción de los patinetes eléctricos, segways, ciclos de más de dos ruedas y otros artefactos de movilidad personal con una regulación municipal especifica que entró en vigor en julio de 2017 y que el consistorio quiere ampliar cuando la DGT regule aspectos relacionados con estos vehículos.

Ya durante esta campaña de Navidad la Guardia Urbana de Barcelona informará de esta normativa municipal, en especial de las limitaciones de velocidad que establece, a los comercios que venden VMP.

Aunque entre las 19 muertes en accidente de tráfico registradas este año en Barcelona ninguna estuvo relacionada con un VMP, hace dos semanas fue objeto de debate social el caso de un conductor de un patinete eléctrico que circulaba a unos 70 km/h por la Avenida Diagonal y que fue identificado por la Guardia Urbana gracias a la colaboración ciudadana.

El fenómeno de los patinetes eléctricos ya fue la estrella del último salón de ciudades inteligentes de Barcelona, el Smart City Expo World Congress, en el que incluso la firma automovilística como Seat presentó su primer modelo de estas características,

La movilidad urbana mediante patinete eléctrico compartido se ha ido abriendo paso en otras ciudades españolas como Madrid o Zaragoza y empresas emergentes ('startup') como Movo van a lanzar junto a Cabify un nuevo servicio para fomentar la micromovilidad en España y Latinoamérica con más de 20.000 patinetes eléctricos.

Pero la expansión de este fenómeno está planteando otras derivadas, como el debate sobre la regulación del uso de este vehículo, su ordenamiento en la vía pública y, sobre todo, si sus usuarios deberían estar obligados a tener un seguro de responsabilidad civil, como las motos o los coches.

En este sentido, el CEO de la empresa de seguros por internet Coverfy, Vicente Arias, ha explicado hoy que "dada la proliferación de este tipo de sistemas de movilidad, y de personas expuestas a cualquier tipo de percance, es recomendable abordar la obligatoriedad de los seguros especializados para este tipo de vehículos".

La asociación "A Contramano: Asamblea Ciclista" ha pedido que los patinetes eléctricos solo circulen por la calzada, al considerar que se trata de "vehículos de motor" y ha criticado que la DGT y ayuntamientos como el de Barcelona permitan circular a los VMP por aceras y carriles-bici.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.