El nuevo planeamiento del Cabanyal estará aprobado esta legislatura

El Ayuntamiento de Valencia ha encargado a la empresa municipal Aumsa la licitación de la redacción del nuevo planeamiento del barrio Cabanyal-Canyamelar por 250.000 euros, con el objetivo de que esté aprobado antes de que finalice la presente legislatura.

Aumsa deberá aprobar un pliego de condiciones que "servirá de base para la adjudicación del equipo redactor de este nuevo planeamiento, en sustitución del anterior, suspendido por causar expolio al patrimonio y destruir la singular trama histórica".

Así lo ha indicado el concejal de Urbanismo y Vivienda de Valencia, Vicent Sarrià, después de que la junta de gobierno local haya acordado hoy hacer el encargo de la licitación a la empresa pública, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

Sarrià ha destacado que el nuevo Plan Especial de Protección y Reforma Interior (Pepri) "respetará la trama urbana y los valores patrimoniales de este barrio".

"El objetivo es que este nuevo Pepri esté aprobado definitivamente durante esta legislatura, ya que la rehabilitación del Cabanyal es un proceso imparable", ha defendido.

Según el concejal, ese proceso "se ha iniciado con la renovación de la red de agua potable, continuará con la red arterial de colectores y la urbanización integral del barrio y, de manera paralela, con la rehabilitación de vivienda pública, junto a las rehabilitaciones de viviendas que llevan a cabo los vecinos con ayuda pública".

"Con estas actuaciones y con la redacción del nuevo planeamiento, hemos puesto fin a la vergüenza que supuso recibir una declaración de expolio y numerosos informes y sentencias contrarias al anterior Pepri, que optaba por la destrucción del barrio y ha causado durante años un abandono del barrio y un sufrimiento innecesario a los vecinos", ha agregado.

Sarrià ha recordado que el proceso de solicitud de rehabilitación y reformas en el Cabanyal ha sido "un éxito" y que las licencias se están tramitando "en tiempo récord", por lo que ha agradecido el esfuerzo de los funcionarios del Servicio Municipal de Licencias y la Oficina Municipal, que gestiona la tramitación de las ayudas y la información a los vecinos.

"Hemos conseguido en un año devolver la ilusión a los vecinos del Cabanyal, y cuando finalice esta legislatura el barrio habrá recuperado su esplendor y dinamismo, y un futuro esperanzador con un diseño que respete los valores histórico-artísticos que motivaron la declaración como Bien de Interés Cultural de su conjunto histórico", ha concluido.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.