El mildiu arrasa parte de la cosecha de uva en pueblos del Marco de Jerez

El mildiu ha arrasado buena parte de la cosecha de uva en algunos municipios del Marco de Jerez, principalmente en Sanlúcar de Barrameda y Trebujena, donde las pérdidas pueden alcanzar el 50 por ciento.

Según han explicado a Efe fuentes de la organización agraria Asevi-Asaja, el hongo se ha hecho fuerte en los pagos situados en las zonas costeras como consecuencia de las fuertes lluvias que se registraron a principios del pasado mes de mayo.

Esas precipitaciones coincidieron con "un momento muy crítico" para la viña, el de su floración, y cuando ya prácticamente nadie las esperaba tras un invierno caracterizado por la ausencia de lluvias y las suaves temperaturas.

Precisamente esta circunstancia ha podido provocar, según Asevi-Asaja, que algunos agricultores "no se preocuparan de preparar la viña" para un fenómeno meteorológico como el que se registró, ya que los "tratamientos preventivos" que se utilizan actualmente son "bastante eficientes" y permiten aminorar la virulencia del hongo.

Desde COAG no se atreven todavía a hacer una "evaluación definitiva" de los efectos causados por el mildiu en el viñedo, pero igualmente constatan que en la zona comprendida "entre Chipiona y Trebujena" los porcentajes de pérdidas son "muy altos, prácticamente del 50 por ciento".

Ambas organizaciones coinciden en señalar que la situación está "controlada" en los pagos del término municipal de Jerez, en los que se concentra el grueso de la cosecha.

Asevi-Asaja ha observado alguna presencia del mildiu en los viñedos más próximos al litoral, en la zona de Las Tablas, Añina o Balbaína, pero en cualquier caso "sin daños de envergadura".

Desde esta última organización aclaran por otra parte que las lluvias de principios de mayo han sido "buenas y malas", ya que si bien han contribuido a la propagación del mildiu en algunos pagos, por regla general han contribuido a "recuperar algo la viña" tras un año muy seco.

Se espera por tanto que la cosecha se sitúe en parámetros "normales" del Marco de Jerez, si bien en niveles inferiores a los registrados estos dos últimos años, que mejoraron la media.

En cualquier caso, "no se puede hablar aún" a ciencia cierta de cómo será la cosecha, ya que habrá que comprobar el efecto real del mildiu y asistir a la evolución de los meses de julio y agosto, que son claves para el desarrollo final de la uva.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.