El comité de Arcelor lamenta que la empresa siga "enquistada" en su decisión

El presidente del comité de empresa de ArcelorMittal de Zumarraga, Leo Bote, ha denunciado hoy que la dirección de la empresa se mantiene "enquistada" en su decisión de cerrar la factoría, a la espera de que mañana pueda trasladar alguna novedad en la segunda reunión del periodo de consultas.

Bote ha explicado, durante la concentración que han celebrado hoy los trabajadores de ArcelorMittal en el exterior de la factoría de Zumarraga, que los trabajadores mantienen su posición de garantizar la actividad industrial en la fábrica, ya que entienden que "puede ser viable".

"El último año se sacaron 400.000 toneladas de producto laminado, cuando hablamos de una planta de 800.000", ha comentado Bote, quien ha añadido que este tipo de fábricas de "estructura compleja" necesitan "inversiones que han brillado por su ausencia".

El presidente del comité ha confirmado que a las 6.00 horas de esta mañana se han apagado los hornos de la acería y ha informado de que se ha aprobado un nuevo calendario de movilizaciones que incluye un paro general el próximo 20 de abril.

Durante la jornada de hoy, los trabajadores de ArcelorMittal están también de huelga, a la que se han unido por unas horas sus compañeros de las otras plantas guipuzcoanas de la multinacional india, las de Bergara y Olaberria, muchos de los cuales han acudido a la concentración.

Bote ha sostenido que están dispuestos a "pelear" para mantener la planta, con el apoyo de las instituciones.

ArcelorMittal prevé mantener solo la actividad en el parque de chatarra, en el que trabajarán 8 de los 350 empleados de la fábrica, según la propuesta de la empresa.

La dirección mantiene invariable la propuesta que trasladó la semana pasada al comité en la que, según sostienen fuentes de ArcelorMittal, ofrece al resto de empleados de la planta, 342 personas, ser recolocados en otras fábricas de la multinacional "en el País Vasco o en Asturias".

En concreto, 268 irían a Asturias, 50 estarían pendientes de asignación en País Vasco y Navarra y 24 saldrían con jubilaciones anticipadas.

En la concentración de hoy ha participado también el alcalde de Zumarraga, el socialista Mikel Serrano, quien ha defendido enviar a la dirección de la empresa una propuesta de plan de viabilidad en nombre de las instituciones vascas, bajo el liderazgo de la consejera vasca de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantxa Tapia.

Ha recordado que en otras épocas, como en los años 70, los trabajadores de esta acería mantuvieron una huelga de dos meses, con la fábrica totalmente cerrada, y la empresa sobrevivió, por lo que ha abogado con continuar con las movilizaciones porque "son justas".

Ha destacado la "tristeza total" y la "incertidumbre" en las que vive este municipio desde que ArcelorMittal anunció, el pasado 15 de marzo, su plan para cerrar la factoría.

"Repercute en el día a día, en las familias, en los comercios y en toda la gente que se mueve en torno a lo que es Arcelor", ha abundado el primer edil.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.