El Centro Tecnológico del Mercurio de Almadén estará en marcha a finales 2018

El Centro Tecnológico del Mercurio de Almadén, pionero en el mundo para el tratamiento de este metal, podrá estar en marcha antes de finales de 2018, según han dicho hoy la presidenta de SEPI, Pilar Platero, y el presidente de Mayasa, Isidro Javier Zapata.

Platero ha realizado estas declaraciones con motivo de la visita que ha realizado a Almadén para conocer "in situ" los proyectos de futuro de la empresa Mayasa, que pasan por que este Centro, "que cuenta con una inversión de 3 millones de euros y es puntero en el mundo", convierta el mercurio líquido en solido para, posteriormente, almacenarlo en lugares especializados.

"Ya se ha adjudicado el primer lote del proyecto de la obra industrial, ayer salió el segundo y la semana que viene el tercero y último", ha indicado Zapata, quien ha avanzado que "en un año podría entrar en funcionamiento" este centro, ya que se disponen "de todos los trámites y permisos necesarios para poner en marcha el proyecto".

La planta trataría 320 toneladas de mercurio metálico al año para solidificarlo y dispone de una capacidad de unas 1.500 toneladas; generará en torno a 15 empleos y volverá a poner a Almadén como "referente mundial en este tipo de tecnología que sólo dispone Mayasa en todo el mundo y que es inocuo para el medio ambiente".

Pilar Platero ha explicado que el proceso del Centro Tecnológico del Mercurio es "limpio, seguro e innovador y será muy beneficioso para Almadén porque demuestra que Mayasa ha sido capaz de innovar y volver a ser referencia en el tratamiento del mercurio".

Minas de Almadén se ha puesto en contacto con diversas empresas españolas y europeas, principalmente de la industria clorocaústica, ya que cuando acabe 2017 deben eliminar el uso del mercurio en sus procesos industriales por normativa europea, aunque también se han interesado por la planta almadenense otro tipo de empresas de África y América Latina a las que se presentará el proyecto en los próximos meses.

La Presidenta de SEPI ha querido, con esta visita, mostrar su "apoyo explícito a la empresa pública" y conocer de primera mano otras propiedades de Mayasa, como la Dehesa de Castilseras o su Parque Minero, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2012 e integrado en la Ruta Europea de Patrimonio Industrial.

Pilar Platero ha señalado que es fundamental la unión de todas las administraciones para promover, potenciar y divulgar ese patrimonio de cara a favorecer la llegada masiva de turistas a Almadén para conocer la localidad.

Así se ha puesto de manifiesto también en la reunión que ha mantenido con el alcalde de la localidad, Siro Ramiro, quien ha mostrado su apoyo y colaboración con todos los proyectos nacidos en el seno de Minas de Almadén.

La empresa Minas de Almadén y Arrayanes S.A (Mayasa), cuyo accionista único es SEPI, centra su actividad en el fomento de proyectos industriales, turísticos y culturales, así como en la implantación de iniciativas para el desarrollo de planes de investigación y de nuevas tecnologías relacionadas con el mercurio y otros metales potencialmente tóxicos.

Realiza también la explotación agrícola y ganadera de sus fincas rústicas y actividades de recuperación y mantenimiento del patrimonio histórico de la compañía y rehabilitación medioambiental de su entorno.

Hasta la prohibición de la Comisión Europea de exportar mercurio, el 15 de marzo de 2011, se dedicaba fundamentalmente a la extracción y comercialización de este metal.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.