El Bierzo sigue en prealerta por sequía, aunque está mejor que en 2017

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS) mantiene a la comarca del Bierzo (León) en "prealerta" por sequía, aunque la situación es mejor que la del pasado año, según ha destacado hoy el presidente del organismo de aguas, Francisco Marín, durante un visita a Ponferrada.

Marín ha acudido a Ponferrada para presentar el borrador del nuevo Plan Especial de Gestión de Sequía para la demarcación.

Este año las lluvias se sitúan en un 20 por ciento por debajo de la media, pero en 2017 la situación fue más crítica, ya que las precipitaciones estaban un 40 por ciento más bajas de lo normal.

"La cuenca está mejor, el año hidrológico es mejor. Vamos a ver cómo evolucionan los próximos meses. Estamos expectantes", ha señalado Marín en declaraciones a los periodistas.

Ha avanzado que este nuevo Plan de Gestión de Sequía introduce nuevos conceptos y permitirá distinguir entre "sequía prolongada" y "escasez coyuntural", en los casos en los que no se pueda garantizar la demanda de agua a los vecinos.

"Aplicando estos indicadores, en el Bierzo ha habido sequía prolongada pero no escasez coyuntural, que sí ha ocurrido en otros puntos de Castilla y León", ha precisado

Además, ha explicado que se podría decretar "sequía extrema" en una parte sólo de la cuenca, lo que facilitará la puesta en marcha de mecanismos urgentes para paliar sus efectos.

"Necesitamos prepararnos mejor para afrontar fenómenos extremos de sequía o inundaciones", ha subrayado Marín, quien asume que el cambio climático provocará este tipo de situaciones.

Este borrador del plan, con el que se espera mejorar la atención a los ciudadanos, saldrá a exposición pública el 22 de marzo.

Además, se mantiene la exigencia, a los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes, de que dispongan de su propio plan de emergencias.

Por otro lado, Marín volvió a aprovechar su visita al Bierzo para recordar a los regantes del Canal Bajo del Bierzo la necesidad e importancia de modernizar sus regadíos, como ya lo han hecho otros regantes.

"Espero que al final haya una solución satisfactoria", ha señalado el presidente de la CHMS, que ha recordado que Europa obliga a que estos regadíos se modernicen para que no se desperdicie agua.

Por eso se plantea, incluso, la instalación de contadores que permitan controlar el gasto de agua.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.