El beneficio neto de Iberdrola cae un 7,1 % pero dispara un 27 % el ordinario

Iberdrola tuvo un beneficio neto de 1.410,5 millones de euros en el primer semestre, un 7,1 % menos que un año antes, por la ausencia de extraordinarios, si bien su beneficio ordinario aumentó un 27 %, hasta los 1.367,7 millones, por el negocio internacional y la normalización operativa en sus mercados de referencia.

Según ha informado hoy la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el resultado bruto de explotación (ebitda) del grupo ascendió a 4.435,9 millones, lo que supone un incremento del 17,1 %, aunque si se excluye el efecto negativo del tipo de cambio, que resta 260 millones, el aumento habría sido del 24 %.

Iberdrola ha señalado que la evolución de los negocios esperada para la segunda mitad del año permite reafirmar sus previsiones para 2018, ejercicio que prevé cerrar con un ebitda superior a los 9.000 millones de euros y un beneficio neto reportado cercano a los 3.000 millones.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.