EH Bildu propone un plan de 800 millones para salvar a la industria vasca

EH Bildu ha presentado hoy un "plan de emergencia" para "salvar" el sector industrial vasco en el que propone la creación de un fondo de inversión dotado con 800 millones de euros, de los cuales el 60 % serían aportados por el Gobierno Vasco y las diputaciones y el 40 % restante por las cajas vascas.

La iniciativa ha sido avanzada por el presidente de Sortu, Hasier Arraiz, y la portavoz de la coalición soberanista Oihane Zabaleta, quienes han señalado que la trasladarán al resto de partidos y agentes sociales con el objetivo de "consensuar" un "gran pacto de país" dirigido al sector industrial.

Los representantes de EH Bildu han alertado del "peligro" de que Euskadi se convierta en un "desierto industrial" y han recordado que en los últimos 4 años se han perdido más de 75.000 puestos de trabajo en este sector.

Según han explicado, plantean medidas de urgencia para el rescate de las empresas que están en riesgo así como para la promoción y reconversión de esas compañías en un "nuevo modelo productivo" basado en la innovación, el desarrollo y la sostenibilidad ambiental y energética.

Para ello proponen además alcanzar una "gran pacto social" para la innovación y el desarrollo de forma que la inversión anual en I D alcance el 5 % del PIB, una cifra que se sitúa en los parámetros europeos, han señalado.

Asimismo consideran poner en marcha un plan de asesoramiento para la elaboración de auditorías energéticas y estrategias de eficiencia, ya que uno de los "principales problemas de la industria vasca es la dependencia energética".

EH Bildu cree que este plan es "totalmente viable económicamente" y evidencia la "apuesta" de la coalición soberanista por un sector estratégico como es la industria.

El plan prevé que el dinero aportado por las instituciones a las empresas con capital no retornable conllevaría la participación en esas empresas y en caso de que una compañía no deseara la entrada de las administraciones en sus ámbitos de decisión tendrían que devolver el dinero sin intereses.

Para facilitar la financiación de estas medidas propone la "relajación del déficit público, la aportación solidaria de las empresas que se encuentran en situación favorable con un 20 % de su margen de beneficio" y la puesta en marcha de una fiscalidad progresiva.EFE

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.