Ecologistas en Acción en contra de macrogranjas de porcino de Tábara (Zamora)

Ecologistas en Acción de Castilla y León ha mostrado hoy su rechazo a los proyectos de "macrogranjas" de porcino promovidos en la comarca zamorana de Tábara, uno de ellos con capacidad para 12.000 lechones en Faramontanos de Tábara y otro con 4.635 plazas de porcino de cebo en Pozuelo de Tábara.

Ecologistas en Acción ha difundido un comunicado en el que comparte la preocupación vecinal ante estos proyectos que ha llevado a celebrar una reunión vecinal el pasado sábado en la localidad de Santa Eulalia de Tábara, en la que se dieron cita más de un centenar de vecinos de la comarca.

En ese encuentro participaron miembros de Ecologistas en Acción, la organización agraria UCCL y una geóloga de la zona, quienes coincidieron en señalar los "graves impactos" que se derivarían de estas instalaciones y los "escasos beneficios" que tendrían para la población local.

Con este tipo de granjas, según ha expuesto el grupo ecologista, se replica el modelo de ganadería industrial estadounidense, que erosiona las economías rurales y elimina a los ganaderos independientes.

Eso se traduce en la desaparición continua de pequeñas granjas e influye negativamente en el empleo y la población rural, según ha detallado Ecologistas en Acción, que ha recordado que ese modelo de ganadería intensiva porcina "no podría desarrollarse si la industria se hiciera responsable de los costes ambientales y sociales de su producción".

Al respecto, ha aludido al "grave problema de gestión de purines" que conllevan este tipo de explotaciones, que pueden provocar la "contaminación de aguas subterráneas y ríos, muerte de peces y malos olores y problemas de salud en las poblaciones vecinas".

Ecologías en Acción ha puesto de relieve el caso de algunas comarcas de Cataluña en las que la contaminación por nitratos supera el límite legal en el 41 por ciento de sus acuíferos y eso provoca problemas de acceso al agua potable en algunos municipios.

También ha recordado el caso de la provincia de Segovia, donde los habitantes de Valdevacas y El Guijar pagan un sobrecargo en el recibo del agua 40 euros al año y los de Muñoveros de 140 euros en veinte años para financiar el nuevo sistema de abastecimiento.

"Estos pueblos se abastecían de aguas subterráneas que dejaron de ser potables al ser contaminadas por nitratos por efectos de las explotaciones porcinas", ha indicado el grupo ecologista.

Ha reclamado a la Junta de Castilla y León que publique el nuevo decreto en el que se multiplicarán por diez el número de municipios de la comunidad declarados zonas vulnerables por contaminación por nitratos de origen agrario.

Ese decreto lleva un año sin publicarse y mientras tanto se han presentado decenas de proyectos de ampliación de explotaciones porcinas que en su gran mayoría han recibido luz verde.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.