Desestiman demanda por intoxicación de una familia de vacaciones en España

El operador turístico británico Thomas Cook confirmó hoy que un juzgado de Liverpool (noroeste de Inglaterra) ha desestimado una demanda presentada por una familia que pedía compensación por una supuesta intoxicación contraída cuando estaban de vacaciones en España.

En su sentencia, el juez instructor consideró probado este lunes que los demandantes no enfermaron de gastroenteritis, como afirmaban, durante unas vacaciones de dos semanas que pasaron en 2013 en las Islas Canarias, un caso por el que pedían a Thomas Cook una reparación de 10.000 libras (11.300 euros).

Por contra, este tribunal les condenó a pagar al operador turístico unas 3.700 libras (4.180 euros) por los costes judiciales incurridos en este proceso, una decisión que Thomas Cook calificó hoy de positiva para la lucha contra este tipo de fraude.

La citada familia, compuesta por dos adultos y sus dos hijos, denunció recientemente al operador por sufrir una gastroenteritis al tercer día de comenzar sus vacaciones, al tiempo que criticó las condiciones de limpieza y de la comida del hotel de Gran Canarias en el que se alojaron.

"Este es el primero de un número de casos que llevaremos ante la Justicia cuando sea necesario y constatemos que las denuncias por enfermedad no se presentaron en el complejo turístico y que no hay pruebas claras al respecto", declaró hoy a Efe un portavoz de Thomas Cook.

La fuente destacó que esta sentencia es "significativa", pues envía un "claro mensaje" a aquellos que presenten denuncias "deshonestas".

Ayer mismo, el Gobierno del Reino Unido presentó una serie medidas encaminadas a combatir las reclamaciones falsas por enfermedad que presentan algunos británicos, impulsados por bufetes de abogados oportunistas, durante sus vacaciones en el extranjero.

En algunas ocasiones, los operadores turísticos ni siquiera cuestionan en los tribunales las demandas de sus clientes y prefieren aceptar la reclamación y trasladar después los costes a los hoteles.

El objetivo de Londres ahora es reducir los incentivos en metálico para los demandantes, a fin de disminuir las reclamaciones de seguros falsas contra las agencias que ofrecen los paquetes de vacaciones.

Según la propuesta gubernamental, los tour-operadores a quienes se reclama, a veces falsamente, pagarían una suma fija en función del valor de la reclamación, por lo que el coste de la defensa sería predecible.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.