Desarrollan nueva solución que garantizar la identificación fiable 'on line'

La empresa alicantina FacePhi y la barcelonesa ICAR han desarrollado una solución que garantiza la identificación y la autenticación fiable de los usuarios que utilizan el teléfono móvil para llevar a cabo gestiones en el ámbito de la banca, el crédito al consumo o las telecomunicaciones.

Bautizada como 'Me', esta solución se presentará en la nueva edición del Mobile World Congress que se celebrará en Barcelona a finales del próximo mes de febrero, han informado las compañías en un comunicado.

ICAR, con sede en Barcelona, aporta una tecnología capaz de validar el documento de identidad, comparar simultáneamente los rasgos biométricos, hacer una prueba de vida, geolocalizar al usuario mediante el terminal y verificar, a través de redes sociales y buscadores, la identidad real de un usuario.

FacePhi, con sede en Alicante, incorpora la tecnología de reconocimiento facial, una alternativa que permite al usuario de la banca móvil ser autentificado mediante un simple selfi a la hora de acceder a su cuenta bancaria.

Esta solución es la primera que utiliza de forma conjunta todos los medios tecnológicos al alcance de la seguridad en el alta de un nuevo cliente y su acceso, según subraya el comunicado.

El proceso de autenticación de la identidad comienza por un análisis de los elementos del propio documento de identidad y pasa después por un selfi que realiza el usuario para permitir así una prueba de vida basada en movimientos faciales aleatorios, como puede ser el parpadeo.

Al mismo tiempo, los rasgos faciales se analizan a través de una aplicación de reconocimiento que identifica puntos biométricos de la fisonomía del usuario y los contrasta con la imagen del documento de identidad.

La tecnología 'Me' pone luego en marcha un rápido rastreo del mail y teléfono aportados por el cliente para el "onboarding"; primero comprueba su existencia (que estén realmente operativos) y luego se asegura por geolocalización de que todos los movimientos detectados en la red son lógicos y coherentes.

Además, se incorpora una funcionalidad de análisis de los perfiles de los usuarios en las redes sociales, permitiendo detectar parámetros anormales, caso en el que se advertiría de esta posibilidad para evitar fraudes.

Finalmente, el acceso del usuario a su cuenta bancaria a través de la biometría por reconocimiento facial garantiza una alta seguridad, ya que incorpora un filtro de vivacidad donde la tecnología es capaz de distinguir entre una fotografía y la persona que está delante del dispositivo previniendo el fraude bancario y la usurpación de identidad.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.