De la Serna llama a la normalidad y al diálogo en conflicto de estibadores

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, se ha mostrado convencido de la posibilidad de llegar a un acuerdo con los estibadores, al tiempo que ha instado a que se instaure "un clima de normalidad y diálogo" y se condenen "los actos vandálicos que se puedan estar produciendo" en los puertos.

En una entrevista en RNE, De la Serna ha dicho tener "absoluta constancia" de que se está produciendo una "huelga encubierta", porque así se lo trasladan las empresas del sector, que les han comunicado que están en un rendimiento del 85-95 % inferior al que tienen por convenio, que están siendo sometidos a actos vandálicos y de sabotaje y que están en "una situación insostenible".

De la Serna ha recordado que mañana, martes, el Ministerio de Fomento, los sindicatos de los estibadores y la patronal celebran una nueva reunión sobre la reforma del modelo de la estiba, que se tramitará a través de un real decreto ley y que tendrá que ser posteriormente convalidado por el Congreso.

"Hay posibilidad de acuerdo, claro que sí", ha asegurado el ministro, que ha recordado que la de mañana es la tercera reunión que mantienen en prácticamente una semana y tras dos años "de diálogo permanente con los sindicatos".

Al ser preguntado por un eventual riesgo de desabastecimiento por las tres jornadas de paros para los días 20, 22 y 24 de febrero convocadas por los sindicatos de los estibadores, ha reconocido que indudablemente una huelga en el sector portuario es "un grave perjuicio" para el conjunto de los españoles y "un grave daño" a la economía.

En la entrevista, De la Serna ha recordado que "el Gobierno está obligado a acatar la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE)" y que si no lo hace se enfrenta a una sanción diaria de 134.000 euros.

El ministro ha reiterado que el Gobierno tiene previsto aprobar el próximo viernes el real decreto que reforma el sector de la estiba y que "está abierto a cualquier tipo de consideración" que la Comisión Europea (CE) permita.

"Tenemos que cumplir la sentencia que nos dice que las empresas en los puertos pueden contratar libremente a sus trabajadores", ha añadido.

En el sistema actual, las empresas estibadoras no pueden contratar a quién quieran, sino que están obligadas a contratar a trabajadores puestos a su disposición por las sociedades anónimas de gestión de estibadores portuarios (sagep), en cuyo capital están, además, obligadas a participar.

Las sagep tienen una plantilla de 6.156 trabajadores, con una retribución media de unos 60.000 euros anuales, aunque en algunos puertos pueden llegar a cobrar hasta más de 110.000 euros, trabajando de forma efectiva un 75 % de su jornada laboral.

Para eliminar las restricciones a la libertad de establecimiento de las empresas, el nuevo modelo elimina la obligatoriedad de participar en el capital de compañías y establece la libre contratación de los trabajadores que cumplan con los requisitos de capacitación establecidos (titulación académica o certificados de profesionalidad con al menos 100 jornadas de experiencia).

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.