Confederación Autónomos Taxi apoya la nueva ley, que corrige "errores" del PP

La Confederación de Autónomos del Taxi de la Comunidad Valenciana, la asociación mayoritaria, ha expresado su "respaldo total" al proyecto de Ley del Taxi que, a su juicio, representa el modelo de servicio que quiere más del 90 % de taxistas y "corrige errores" de la actual regulación, del PP.

El representante de la confederación, Fernando del Molino, ha lamentado en un comunicado que el PP haya presentado una enmienda a la totalidad a la Ley del Taxi presentada por el Consell por considerar que el texto es "una nueva chapuza carente de informes o estudios que la justifiquen", según indicó el grupo popular en Les Corts el pasado día 10.

Según Del Molino, el proyecto de ley pretende "corregir errores" de la actual ley del PP, como son la distribución errónea de competencias o la invasión de competencias del Estado.

Por eso, lamenta que el PP, "sin escuchar" lo que quiere la mayoría del sector del taxi y "sin pensar" en lo que es mejor "para muchos ciudadanos de municipios gobernados por su partido político", se posicione en contra del proyecto de ley.

Ello demuestra, según Del Molino, "lo alejado que está este partido político de la realidad de las necesidades" de un servicio público del taxi para los ciudadanos valencianos, en un momento en que las multinacionales desde el extranjero "pretenden apropiarse del valor añadido de esta actividad".

El proyecto de ley reserva para el taxi los servicios que demanda el usuario en la calle, apostando por centros de distribución de los propios taxistas que pagan impuestos en la Comunitat, algo "fundamental" para que el usuario tenga la garantía de un servicio público con tarifas reguladas por la Administración que no fluctúen en función de la oferta y la demanda, "protegiendo al usuario y a la vez garantizando" un equilibrio económico de los trabajadores titulares de licencia de taxi.

Añade que el proyecto legislativo quiere "poner orden" en el sector, "corrigiendo irregularidades anteriores" como son la acumulación de licencias de taxi en manos de un titular, la explotación laboral o el arrendamiento ilegal de licencias de taxi.

Además, pone límites a la creación "injustificada" de nuevas licencias de taxi "de forma indiscriminada" que los taxistas "han sufrido" durante años, según indica.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.