Empresas y directivos

Cómo invertir fácilmente en innovación biotecnológica

Los inversores suelen evitar proyectos potencialmente rentables en este área por las dificultades que tienen para entenderlos y analizar sus posibilidades. Capital cell pretende ayudarles.

Biotecnología

Daniel Oliver, fundador de Capital Cell, compara los proyectos de biotecnología que se están desarrollando actualmente en Barcelona con las empresas de tecnología que fueron creadas en garajes de California durante los años 70. «Si hubieras invertido un dólar en Apple en el 78, en 20 años se hubiera convertido en 1.588.000 dólares. En ese sentido, nosotros entendemos que estamos en medio de una revolución tecnológica muy potente en el sector de la biotecnología y, dentro de 30 años, miraremos atrás y pensaremos que había que haber entrado en cualquier empresa que estuviera haciendo algo de biotech en Barcelona», dice. El problema, explica, es que entonces era muy complicado invertir en start ups como Apple y, actualmente, ocurre lo mismo con los nuevos proyectos biotecnológicos. Y es ahí donde cobra sentido su compañía, Capital Cell, una plataforma para canalizar fondos hacia proyectos de biotecnología con potencial para ser disruptores. «Hemos montado un equipo de científicos, de analistas, de expertos en inversión y en patentes que te permite invertir en proyectos que tienen potenciales muy altos aunque no sepas de ciencia. Somos la única empresa que hace esto de manera especializada en España, aunque hay alguna más en Europa. Es un portal que te permite acceder a inversiones muy complejas, analizadas y seleccionadas», explica. 

Las reglas de la inversión en start ups

Eso sí, Oliver explica que la inversión en start ups tiene unas reglas propias que es muy importante seguir para no llevarse sustos. En primer lugar, hay que ser consciente de que solo triunfa una de cada siete empresas de este tipo (aproximadamente). En ese sentido, no se puede invertir mucho dinero en una única empresa, sino pequeñas cantidades en muchos proyectos (como mínimo 6 ó 7) dado que «tienes muchas probabilidades de perder toda tu inversión». Asimismo, solo hay que invertir el dinero que no se necesite. 

«Hay riesgos pero, si haces apuestas suficientes, tienes probabilidades de ganar dinero. Así funcionan los fondos de inversión. Participas con otros inversores en una entidad que participa en muchas empresas. Típicamente, los fondos de inversión del sector están teniendo unos multiplicadores de entre 2 y 3; mientras que esto se compone de empresas que lo multiplican por 0 y otras por 712», relata este emprendedor.

Mínimos para invertir

Daniel Oliver explica que Capital Cell permite invertir desde cantidades bastante bajas. Si bien, depende de cada proyecto. «El más bajo han sido 100 euros y el más alto 1.000 euros. Se puede invertir desde muy poquito dinero», dice.

Doce millones de euros gestionados

En los tres años de vida de la compañía, Capital Cell ha logrado unas cifras muy aceptables: «La primera ronda la hicimos en diciembre de 2014 con una empresa de biotecnología de Barcelona y, en estos 3 años y medio, hemos logrado tener unos 3.000 inversores registrados. Hemos hecho 23 rondas de inversión para 20 empresas y algunas han repetido», explica Oliver. En total, Capital Cell ha gestionado 12 millones de euros.

Dos millones de euros de financiación

 Capital Cell se ha financiado con diferentes rondas que les han permitido recaudar unos dos millones de euros. La última va a dedicarse a construir una plataforma para operar a través de Blockchain.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista Inversión.

Intereses