Cobra (ACS) comienza a explotar un parque eólico marino en Escocia

Cobra, filial de ACS, ha empezado a explotar un parque eólico marino frente a la costa escocesa de Aberdeen en el que tiene previsto invertir 450 millones de euros e instalar una potencia de 50 megavatios, de acuerdo con un comunicado remitido hoy por la compañía.

En esta primera fase, la compañía ha instalado una turbina flotante de 2 megavatios que ya ha empezado a enviar electricidad a la red británica de transmisión.

En la segunda fase de este proyecto que está desarrollando la compañía y que prevé terminar dentro de dos años, Cobra tiene previsto instalar cinco aerogeneradores más con una potencia individual cada uno de 9,6 megavatios.

Cobra posee el 90 por ciento de este parque eólico marino, denominado Kinkardine, y el 10 por ciento restante es propiedad de diversos socios escoceses.

Este proyecto tiene una tarifa garantizada de 3,5 ROCs (Renewable Obligation Certificates) que equivalen a 190 euros por megavatio hora.

Además de esta planta en el Mar del Norte, Cobra posee en Taiwán un proyecto similar con una potencia a desarrollar de hasta 2.500 megavatios en los próximos 8 años.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.